Despliega el menú
Deportes

PEÑAS DEL REAL ZARAGOZA

Licenciados en zaragocismo

La peña zaragocista El Carmelo ha sido en la última en ser presentada en sociedad. Todos sus socios, además de pertenecer o haber pertenecido al Colegio Mayor Universitario que da nombre a la asociación, han nacido fuera de Zaragoza. Su zaragocismo supone un soplo de aire fresco.

No es un buen momento para hacerse de un equipo de los llamados 'modestos'. Con una liga más inaccesible que nunca, donde solo por cuestiones del azar un equipo con pocos recursos puede alcanzar los primeros puestos de la tabla, lo más normal es ver cómo los seguidores de Real Madrid y F.C. Barcelona se multiplican sin control. A pesar de lo crítico de la situación, siguen quedando honrosas excepciones. Honrosas y emocionantes. Una de ellas la constituye la peña zaragocista El Carmelo, formada únicamente por miembros y antiguos miembros del Colegio Mayor con el mismo nombre, donde cada año acceden cientos de jóvenes para alojarse durante su periplo universitario.

A priori, como todos los colegiales proceden de fuera de la ciudad y de la Comunidad Autónoma, lo lógico sería pensar que el zaragocismo no se vive con intensidad entre los cuatro muros de la residencia. Nada más lejos de la realidad. A los que llegan ya con el gusanillo blanquiazul en el cuerpo -los menos- se unen aquellos que, a raíz de su estancia en la ciudad, van cogiendo cariño al equipo hasta convertirse en auténticos incondicionales.

Un claro ejemplo es el de Francisco Martínez, conocido entre sus camaradas como 'Gori'. De ascendencia chilena, empezó a seguir al Zaragoza al llegar a la residencia. La llegada de su 'compatriota' Suazo hizo el resto y ahora es vicepresidente de la peña y zaragocista de por vida. Su caso no es el único. Jesús Vincueria, bilbilitano de nacimiento, llegó a los 18 años a Zaragoza para estudiar Administración y Dirección de Empresas. Él siempre se ha confesado seguidor del Real Madrid, pero su estancia en la capital aragonesa y el ambiente que se respira en El Carmelo le han hecho "convertirse" al zaragocismo.

Casos y casos

El caso de Julio Peña, presidente de la asociación, es un poco especial, ya que a él el zaragocismo le llegó de forma inexplicable, cuando apenas tenía 5 ó 6 años y vivía en la localidad de Castejón, en Navarra. Rodeado de osasunistas y madridistas, su pueblo no constituía un emplazamiento idílico para cosechar el amor por el león rampante. Él, sin embargo, lo ha paseado siempre con orgullo: "En mi colegio y en mi equipo todos eran del Osasuna o del Madrid, así que imagínate", relata. "Recuerdo cuando ví el 6-1 al Madrid en un bar y casi no salgo vivo", añade entre risas.

Otros, como el turolense Jorge Yago, han llegado a El Carmelo desde distintos puntos de la Comunidad, por lo que su zaragocismo está algo más justificado. "Aunque en Teruel los zaragocistas no somos mayoría, al menos no lo tenemos tan complicado como Julio", apostilla.

Difusión del zaragocismo

La idea surgió casi de casualidad, al regresar de un partido del Real Zaragoza en La Romareda. "Si vivimos juntos ¿por qué no vamos a acudir juntos al fútbol?", se preguntaron. El pasado verano se pusieron manos a la obra y empezaron con el papeleo. "Es un follón, hay que hacer un montón de trámites con la DGA, pero al final ha merecido la pena", relatan. Además, han contado con la ayuda del colegio mayor, que les ha facilitado la sede, y de la Asociación de Antiguos Colegiales, quienes han costeado la pancarta que pronto lucirán en el estadio municipal.

Entre sus objetivos está el conseguir aumentar la familia zaragocista con los chavales que llegan al colegio. Como recordó Luis Carlos Cuartero, excapitán del primer equipo y encargado de relaciones institucionales del club maño, el día de la presentación de la peña, "es importante que los chavales de la residencia, aunque no se hagan zaragocistas acérrimos, por lo menos le cojan cariño al club y lo tengan siempre en su corazón, y esta es una labor que esta peña puede realizar a la perfección". De momento ya son 16 socios y esperan mantener un crecimiento constante.

Además, en sus planes anuales tienen marcado en rojo el poder realizar, al menos, "un par de viajes por temporada". El año pasado ya estuvieron en el Bernabéu y en el Ciudad de Valencia, en lo que acabaron resultando dos de los mejores partidos del Real Zaragoza fuera de casa.

Etiquetas