Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BARCELONA-REAL MADRID

El complicado debut en un clásico

Los dos argentinos se estrenarán con sus nuevas camisetas en el derbi nacional más importante. El gran momento de forma por el que pasan las estrellas de ambos equipos asegura un partido espectacular.

Javier Mascherano pugna con un rival del Panathinaikos, este miércoles
El complicado debut en un clásico
EFE

El debut de un jugador siempre es un complicado reto, dominado por la impaciencia y los nervios, pero nada se parece al estreno en un clásico tan exigente como el Barcelona-Real Madrid, en el que la tensión puede llegar a ser insoportable.

Este es el estado de ánimo que deben de estar sintiendo los argentinos Ángel de María y Javier Mascherano, en vísperas del duelo del Camp Nou, al que el Real Madrid acude como líder, con 32 puntos, uno más que el Barcelona.

Si el técnico blanco José Mourinho y el azulgrana Pep Guardiola lo deciden, Di María (Rosario, 14/02/88) y Mascherano (San Lorenzo, 08/06/84) debutarán en el gran clásico de la Liga española del lunes día 29.

Los jugadores suelen "soñar despiertos" ante la inminencia de un clásico. Sueñan con estar en el partido y sueñan con ganarlo. No hay experiencia que se le asemeje, dicen. Tanto Di María, fijo en las alineaciones de Mourinho, como Mascherano, que se mueve entre la suplencia y la titularidad, ya han vivido varios clásicos en otras Ligas.

El extremo zurdo del Real Madrid, en sus tres temporadas en el Benfica, contra el Sporting de Lisboa o el Oporto;el centrocampista azulgrana, en Inglaterra con el Liverpool-Manchester United y en Argentina con el River-Boca.

Pese a estos antecedentes, Mascherano, apodado el 'Jefecito', opina que "estar dentro" y poder vivir el Barcelona-Real Madrid será una "experiencia nueva" para él.

Consciente de la trascendencia de un partido como este, Mourinho ha recargado las ilusiones de Di María al destacar el lunes, en una entrevista con la web de la FIFA, que el argentino es "la sorpresa más agradable" con que se ha encontrado en el Madrid.

Experiencias de veteranos

Sin duda un Barcelona-Real Madrid es una experiencia única y así lo han considerado las grandes estrellas que tuvieron la oportunidad de estar en el campo en este tipo de duelos. "Era una rivalidad enorme: Barcelona contra Madrid, Menotti contra Di Stéfano, Maradona contra Stielike", recuerda Diego Armando Maradona.

Di Stéfano afirma que el clásico "siempre es algo especial"; Johan Cruyff dice que estos duelos "son más que un partido", constituyen "la salsa del fútbol"; Zinedine Zidane afirma que "tienen una magia especial" y Roberto Carlos sostenía que un clásico es "como la final de un Mundial".

Latinos

Este ambiente único es el que también aspiran a vivir los otros jugadores latinos y sudamericanos de los dos equipos que entren en la convocatoria que decidan sus entrenadores. El Barcelona cuenta en su plantilla con los argentinos Leo Messi, Gabriel Milito, que está lesionado, y Mascherano y los brasileños Dani Alves, Maxwell y Adriano.

También está Jeffren Suárez, nacido en Venezuela pero internacional por España en las categorías menores, Thiago Alcántara, hijo de Mazinho, campeón del mundo con Brasil en 1994, y el mexicano Jonathan dos Santos.

En el Real Madrid militan los argentinos Ezequiel Garay, Fernando Gago, Di María y Gonzalo Higuaín y los brasileños Marcelo y Kaká. El defensa central Pepe es de origen brasileño pero internacional por Portugal. Garay, Gago y Kaká llevan meses de baja por lesión.

Las estrellas

De todos los jugadores latinos que disputen el clásico, no cabe ninguna duda de que la gran estrellas es Leo Messi, que en este campeonato mantiene una dura pugna goleadora con la estrella portuguesa blanca Cristiano Ronaldo, que, con 15, le aventaja en dos dianas después de 12 jornadas disputadas.

Pocos dudan de que la actuación de Ronaldo y Messi decidirá el clásico. Son dos estrellas que, como asegura Mourinho, "comen aparte" en el escenario futbolístico.

La mesa está lista en el Camp Nou, los comensales también. Lo único que queda por dilucidar es quién se comerá a quien en un clásico que, en opinión de Maradona, nunca tuvo "tanta paridad" entre Barcelona y Real Madrid como ahora.

Etiquetas