Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Más cerca que nunca

El CAI solo necesita una victoria para ascender y la buscará en Palma, aunque podría acceder a la ACB el viernes sin jugar.

Nunca el CAI Zaragoza ha tenido tan cerca el ascenso a la ACB. Solo es cuestión de tiempo que lo asegure, pero después de su undécimo triunfo consecutivo, el logrado el viernes ante el Inca, aún le queda uno para cantar el alirón y celebrar por todo lo alto su llegada a la elite del baloncesto español. Las miradas ya están puestas en Palma de Mallorca, donde los rojillos jugarán el próximo domingo. Si vencen serán equipo de ACB. Pero existe otra posibilidad mucho menos agradecida de dar el salto de categoría, que se produciría matemáticamente si el viernes el Bruesa cae derrotado en Hospitalet. Sea de la manera que sea el ascenso es suyo, únicamente resta confirmarlo.

La alegría se desbordó en el Príncipe Felipe poco antes de terminar el partido. Y no era para menos, porque no solo los jugadores ven ya el éxito en su mano sino que los miles de aficionados rojillos, que tanto han sufrido a lo largo de seis temporadas, ya asimilan que al año que viene verán ACB en su pabellón.

Tal es la euforia que se respira en el entorno del club que una vez terminado el partido ante el Inca varias decenas de aficionados se quedaron a las puertas del recinto deportivo para sacarse fotos con ellos y pedirles autógrafos. Y no unos pocos minutos, puesto que aguantaron hasta que salió el último rojillo, el base Óscar González que tuvo que pasar el correspondiente control antidopaje.

En realidad, es normal ese ambiente, porque el ascenso es tan sencillo como ganar un partido de los tres que restan para concluir la fase regular (Palma, Hospitalet en casa y Plus Pujol Lleida). Teniendo en cuenta el poderío demostrado por el CAI este año parece imposible que se le pueda escapar y los jugadores lo afirman con rotundidad. Mientras el capitán Matías Lescano dijo que si no ascendía este año se volvía a Argentina, su compañero Óscar González no dudó en manifestar que "si no ganamos uno de los tres, muchos tendremos que dejar el baloncesto y yo me incluyo". Contundente.

El técnico Curro Segura destacó que se juegan "la final en Palma. Si los aficionados llevan seis años esperando podemos esperar una semana más, aunque Palma esta luchando por el descenso y no será fácil". Ascender allí es lo deseado porque hay una opción que alegraría pero no convence.

Atentos al viernes

Esa posibilidad de ascenso pasa por que el Bruesa pierda en Hospitalet, un encuentro que se disputa el viernes por ser el elegido por Popular TV para ofrecerlo en directo. De esta manera, el club rojillo estará pendiente de ese partido. Eso sí, prefiere ganarse la ACB en la pista. Segura reconoció que "sería bonito ganarlo en la cancha. Aún así, creo que Bruesa ganará en Hospitalet, pero si no es así, me pondré igual de contento".

Etiquetas