Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Marcelino: «No soy mago y tampoco me gustaría serlo»

El ex entrenador del Real Zaragoza ha sido presentado como nuevo técnico del Racing de Santander, club al que ya dirigió hace tres temporadas.

Marcelino García Toral
Marcelino: «No soy mago y tampoco me gustaría serlo»
EFE

El nuevo técnico del Racing de Santander, Marcelino García Toral, ha confesado hoy que regresa al club antes de lo que pensaba y en una situación «difícil» y se ha mostrado convencido de que el equipo «tiene capacidad para salvar la categoría», aunque también ha advertido: «No soy mago y tampoco me gustaría serlo».

Precedido por el buen recuerdo que dejó en su anterior etapa, Marcelino ha recordado en sus primeras palabras como nuevo entrenador del Racing que todo eso ahora es «pasado», porque los resultados logrados en aquella ocasión, cuando el equipo consiguió llegar por primera vez a la Copa de la UEFA, son ahora «una utopía». Lo que sí solicita Marcelino y, en concreto a la afición, es que vuelva a convertir El Sardinero «en un fortín».

Acompañado del presidente del club, Francisco Pernía, y de sus dos incondicionales ayudantes, Rubén Uría (segundo entrenador) e Ismael Fernández (preparador físico), Marcelino ha insistido en que su objetivo desde hoy es trabajar y ayudar a que los futbolistas consigan su máximo rendimiento y, por eso, su primer reto será ganar el sábado al Sevilla en El Sardinero.

Marcelino ha admitido que volver al Racing, dos años y medio después de dejar al club con los mejores resultados de su historia, es aún un «sorpresa» para él, pero ha señalado que en el fútbol, «como en la vida, a veces hay que responder a las situaciones».

Y el motivo de su decisión de regresar al club verdiblanco, en vez de haber aceptado ofertas de equipos como el Sporting de Gijón o el Almería, lo ha resumido en una frase: «Aquí lo conozco todo».

Ha dicho que sabe que las «segundas partes en tan corto espacio de tiempo pueden no llevar al éxito», pero ha explicado que también contaba con la «parte importante» de que conoce al equipo, en especial a sus capitanes (Gonzalo Colsa, Pedro Munitis y Pablo Pinillos), y que el conjunto no ha tenido «grandes transformaciones» desde que se fue.

También aseguró que en el Racing no tiene «miedo al fracaso», algo que sí tenía en el caso del Sporting. «Se me puede llamar miedoso o cagón, pero es la realidad», ha añadido Marcelino, quien ha dicho, además, que cuando alguien tiene un sentimiento, lo trasmite a los que le rodean.

«Yo, cuando no trabaje, voy a vivir en Gijón, porque es mi tierra, y tuve miedo a que en ese momento no salvara la situación y que luego, cuando paseara por la calle, dijeran: «Ese es Marcelino, el que nos bajó a Segunda División»», ha afirmado.

Respecto a la plantilla, Marcelino ha dicho que con solo un día de trabajo no puede hablar de los jugadores, a los que ha entrenado por primera vez esta mañana, aunque ha asegurado que cuenta con un «buen equipo».

A pesar de que reconoció que el conjunto está «un poco flojo» en algunas posiciones, el técnico afirmó que hoy solo le preocupa qué va a ocurrir con el delantero Markus Rosenberg, ya que ha anunciado que ha sufrido una lesión mientras jugaba ayer un partido amistoso, con la selección de Suecia, contra Chipre.

Marcelino espera que la lesión del delantero no sea grave, porque ha asegurado que su baja sería «muy, muy importante» para el equipo.

En relación a su antecesor, Miguel Ángel Portugal, Marcelino ha asegurado que no tiene pensando hablar con él ahora, porque «lo estará pasando fatal», pero ha dicho que no descarta mantener una conservación con él porque es «un caballero» y una «gran persona».

Etiquetas