Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Marcelino: "Yo no percibo presión alrededor del equipo"

Marcelino no pierde la calma pese al mal inicio del campeonato por parte del Real Zaragoza. El nuevo entrenador blanquillo insistió ayer, en su rueda de prensa posterior al entrenamiento en la Ciudad Deportiva, en trasladar un mensaje de confianza ante el inminente partido de Las Palmas, mañana a las 20.00 en campo canario. "Yo, particularmente, no percibo la presión que puede comenzar a existir alrededor del equipo. Es lógico que todo el mundo pensara ganar estos primeros partidos, pero no se ha dado y hay que esperar un poco más a que lleguen los triunfos", comenzó razonando sin mayor inquietud.

Marcelino quiere ubicarse fuera del ambiente de preocupación mientras pueda, con la fe puesta en que mañana en Gran Canaria llegue el primer éxito de este duro año en Segunda. "Ha habido momentos en los partidos en los que hemos estado bien y creo que los resultados podían haber sido otros, más favorables a nosotros. Contra el Levante hubo jugadas donde pudimos marcar varios goles y nos anularon un tanto que considero que fue legal; y el otro día, contra la Real, pegamos un balón en el palo que hubiera sido el 3-1 justo antes del 2-2 de ellos. Son circunstancias que, si las hubiéramos tenido a favor, seguramente habríamos ganado. Es evidente que necesitamos tener una mejoría en el juego, pero creo que cada día estamos mejor y vamos a ir a Las Palmas a ganar el partido", apuntó ciñéndose a los pocos puntos de luz que ha dejado hasta ahora el balbuceante Zaragoza de este inicio de curso.

Marcelino no para de repetir a sus jugadores durante esta semana (lo hizo de nuevo ayer antes de empezar el entrenamiento) que el modelo a aplicar en Las Palmas es el de la primera media hora ante la Real Sociedad. "Nosotros trabajamos unos criterios tácticos, que pueden gustar más o menos, pero que se asemejan mucho a esa idea que se vio el sábado pasado. Si jugamos como ese primer tiempo, seguro que vamos a ganar casi todos los partidos. Pero, sobre todo, ahora hay que evitar los contrastes tan grandes que se vienen dando en todos los partidos según en que fases. No podemos jugar tan mal el segundo tiempo después de haberlo hecho muy bien en el primero. Esos bajones son experiencias de las que tenemos que aprender en este próximo partido", explicó.

El técnico asturiano se mostró desarmado de razones el sábado pasado cuando tuvo que explicar el descalabro del Zaragoza ante la Real tras el descanso. Con el paso de los días, Marcelino admitió ayer que ya es posible valorar una parte de las causas que impiden la continuidad en el juego del equipo. "Tengo un análisis bastante detallado de lo que pasó y del porqué. Estamos metidos en un proceso de cambio de la idea de juego, en un proceso de adaptación de muchos jugadores que han venido nuevos, algunos en el tramo final del mercado y, por ello, no han estado con nosotros en la mayor parte de la pretemporada. Por eso hablé de que necesitaríamos seis o siete jornadas para adecuarnos, y solo han pasado dos. Estas son algunas causas de por qué está pasando esto", asumió el de Careñes.

A Marcelino le cuesta hablar del pasado, pero ayer hizo referencia a los síntomas negativos que se siguen arrastrando sin remedio momentáneo desde tiempos pretéritos. "Ya os dije en la anterior comparecencia que del año pasado no debíamos hablar. Pero es verdad que hay un componente de ansiedad y eso se ve. El equipo, ante la adversidad, recuerda lo ocurrido el año pasado. Y eso tenemos que obviarlo cuanto antes. Hay que borrarlo de la mente. El otro día, cuando nos marcó el primer gol la Real, surgió la incertidumbre entre nosotros. Y eso tenemos que eliminarlo. Y me parece que los más necesitados y los que más quieren olvidarse de eso son los propios futbolistas. No podemos obsesionarnos con ganar", dijo.

En Las Palmas, el Zaragoza afronta en 24 horas un nuevo reto, en su enésima reválida, para salir ganador de un partido fuera de casa, algo que en los dos últimos años es una auténtica quimera. Marcelino tiene ganas de romper de una vez con esta inercia y con lo que ya es un tópico altamente cargante. "No hablemos de eso. Llevamos dos partidos fuera de casa con derrota. Pues pensemos que a la tercera va la vencida. Esto habrá que cambiarlo, ¿no?, si no, no vamos a ganar nunca fuera de casa, ni siquiera en casa. Me da igual lo que pasó el año pasado o hace dos. Estamos ya en otra temporada. Y, en esta temporada, debemos y vamos a ganar fuera, nadie lo dude".

Respeto por la UD Las Palmas

Marcelino ha estudiado los informes que le ha preparado Chucho Solana del rival canario y mostró ayer un gran respeto por el histórico conjunto amarillo. "Es un buen equipo, que juega con un 4-2-3-1. Presiona bastante y juega directo. Es un bloque propio de esta categoría que, además, está ahora con un nivel alto de confianza. En San Sebastián, el primer partido, perdió pero mereció ganar. Y el otro día, ganó al Elche 2-1 y, hasta el 2-0, supo aprovechar muy bien sus ocasiones. No tuvo muchas, pero tuvo acierto. Tienen a su gente muy a favor, vamos a ver un estadio lleno que les va a ayudar muchísimo. Es un partido muy motivante y atractivo para jugarlo" explicó de la UD Las Palmas.

De todos los jugadores del equipo grancanario, el ariete Marcos Márquez es el que más preocupa a los técnicos blanquillos. "La verdad es que lleva un porcentaje anotador muy importante desde que está jugando en Las Palmas. Es la referencia ofensiva más importante de este equipo. Tenemos que controlarlo, pero como a todos los demás", indicó Marcelino, que pidió solvencia "en todos los puestos del campo, no solo la defensa". El preparador astur confía en ver mañana un Zaragoza "solido y rápido al contragolpe". Tal y como están las cosas, Las Palmas será mañana un importante examen.

Etiquetas