Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Marcelino: "Hemos cometido una gran negligencia"

Marcelino protagonizó tras el partido una durísima rueda de prensa en la que criticó la actitud en el juego del equipo zaragocista.

Marcelino, nada más lograr el Racing el 2-2.
Marcelino: "Hemos cometido una gran negligencia"
oliver duch

Marcelino protagonizó anoche en la sala de prensa de La Romareda la comparecencia más dura y sonora después de un partido desde que aterrizó en el Real Zaragoza. Por encima de aquellas del año pasado en Córdoba y Elche, cuando tras perder en ambos campos, advirtió que jugando de aquella manera no iba a ser posible subir a Primera División. El entrenador zaragocista, con el ánimo incandescente, salió del vestuario con ganas de desahogarse y, en verdad, lo hizo hasta quedarse a gusto.

 

"Hoy no hemos ganado porque hemos regalado todo. Un partido dura 90 minutos y hay que jugarlos hasta el final. Y nosotros, parece ser que acabamos este partido mucho antes", comenzó diciendo el asturiano nada más subir al estrado. Su tono pausado, su rostro serio y su discurso seguro advirtieron que la rueda de prensa iba a ser de las que dejan poso para el futuro.

 

"En el segundo tiempo, con 2-0, creo que ni atacamos ni defendimos. Estuvimos en el partido por estar. Y, al final, te dejas por el camino dos puntos que no puedes dejarte. Pero nosotros somos así", prosiguió con su primer balance del choque que acababa de finalizar. "Tengo un mosqueo enorme, como creo que tendremos todos", advirtió antes de que continuase la batería de preguntas.

 

Una vez vistas las duras críticas lanzadas al aire por Marcelino de forma impersonal, se le pidió que definiera el destino de las mismas. ¿Se estaba refiriendo en su radiografía del partido a la actitud de los jugadores? ¿Quizá a que el equipo no hizo lo que debería haber hecho?

 

"Está claro que en el segundo tiempo no jugamos a nada. Un equipo tiene, siempre, que atacar o defender. Y no hicimos bien ninguna de las dos cosas", inició su respuesta a tan delicada cuestión. "Jugamos a impulsos. Hicimos ocasiones porque el rival arriesgaba y nos dejaba muchísimos espacios, pero sin la continuidad que requerían las posibilidades que el Racing nos estaba dando. Y luego, atrás, ves los dos goles que encajamos y observas que, repetidamente, éramos incapaces de recuperar un balón, y es normal que, al final, termines cosechando un empate cuando tienes el partido casi ganado", abundó sin bajar el afilado aire de sus declaraciones.

 

Era evidente su insatisfacción. Era palpable su decepción con su equipo. Y se le demandó que la ratificara indicando su estado anímico un cuarto de hora después del final del choque. "Salgo totalmente jodido. A mí no me gusta regalar. No me gusta ver lo que vi al equipo en el segundo tiempo", dijo un Marcelino encorajinado.

 

"Si jugamos como los primeros 10 minutos y como en muchos tramos del segundo tiempo, entonces no ganaremos nunca. Para mí es difícil de explicar que hayamos creado más situaciones de gol en los últimos minutos del partido, después de que nos hayan empatado 2-2 en el 41 de la segunda mitad que, prácticamente, hasta ese momento. Es muy difícil de explicar", dijo.

 

En ese momento de su agrio discurso, el técnico del Real Zaragoza emitió la frase más grandilocuente de la noche dentro de su afilado resumén del partido. "Creo que hemos cometido una negligencia muy grande. Y por nuestra negligencia, y yo me incluyo porque habrá habido cosas en las que habré fallado yo también, hemos dejado escapar dos puntos que hacen que nos vayamos tremendamente fastidiados", señaló.

 

Cuestiones concretas

Una vez enmarcada la rueda de prensa en este ambiente tan crítico por parte de Marcelino, se entró en el terreno de los nombres propios y de las circunstancias concretas que llevaron al Zaragoza del éxito al fracaso en apenas diez minutos. Como es habitual en estos casos, el apartado de los cambios tuvo un especial protagonismo. ¿Fue un error de Marcelino quitar a Lafita del campo?

 

"A Lafita lo cambié por un motivo físico. Los dos primeros cambios fueron forzados. Está claro que eso puede ser una circunstancia importante porque, a partir de ahí, nos impidió hacer las modificaciones oportunas que, tal y como iba el partido, hubiesen sido las deseables. Pero si Lafita tiene calambres y Pavón se encuentra mal porque ha tenido problemas gástricos y ha vomitado en el descanso, son problemas que no te queda más remedio que ir resolviendo", argumentó para justificar sus primeras sustituciones y, de paso, señalar que la reforma del equipo habría sido otra bien distinta de no haberse producido estas forzadas circunstancias.

 

Hubo más detalles que, a criterio de Marcelino, llevaron al Zaragoza al fracaso. "Regalamos un gol en un córner que nos rematan de volea en el segundo palo. Es algo difícil de explicar. Y, luego, perdemos un balón, tenemos la posibilidad de hacer una falta táctica y no la hacemos, y nos meten el segundo", se quejó en voz alta rememorando los dos tantos racinguistas.

 

El colofón a tan densa comparecencia dejó flotando en el aire un sentimiento de preocupación ante el futuro del equipo, que afronta un calendario más exigente a partir del próximo domingo en Barcelona. "A mí me preocupa la pérdida de puntos. Hasta ahora, hemos dejado escapar muchísimos y los más claros han sido los de hoy. Pero ha habido otros. Hemos cometido errores y, los errores, en Primera División se pagan. Y hemos tenido un error de concepto considerable. Claro que me preocupa", concluyó Marcelino. Se levantó en silencio y abandonó la callada sala.

Etiquetas