Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Marcelino echa mano de Herrera

La titularidad del canterano y el regreso al 4-2-3-1 apuntan a ser las novedades más relevantes del partido del domingo en Barcelona.

Marcelino comenzó a preparar ayer con todo detalle el partido del domingo en el Camp Nou ante el todopoderoso FC Barcelona. En la sesión matinal de entrenamientos (era jornada con doble cita), el entrenador dedicó más de una hora a instruir a sus futbolistas sobre el método que va a utilizar el Real Zaragoza para intentar dar la sorpresa -como anteanoche hicieron los modestos rusos del Rubín Kazán- y ganar en su estadio al triple campeón de Liga, Copa y 'Champions League'.

 

En un primer vistazo, dos aspectos asoman como grandes novedades en las intenciones del asturiano. En el apartado individual, la presencia como titular de Ander Herrera. Y, en el ámbito colectivo, y merced a la inclusión del canterano en el equipo, el regreso del sistema táctico del 4-2-3-1 en sustitución del 4-4-2 preferido por Marcelino y que, en un partido tan particular como es éste, deja paso de nuevo al plan B.

 

Marcelino montó un partidillo de once contra once con la intención y el objetivo de no cesar de dar indicaciones a todos los jugadores y advertir permanentemente a todas las líneas cuál era en cada momento su misión y sus obligaciones. Si tuvo que detener el juego 30 veces, lo hizo para que, por goteo, todos los futbolistas fuesen asimilando en su cerebro lo que se les va a pedir el domingo en el duelo ante el Barça.

 

Herrera fue ubicado primero en la banda izquierda de la línea de tres medias puntas, con Jorge López en el centro y Pennant por la derecha (éste es el único que no cambió su puesto de especialista). En una segunda fase del ensayo, cuando Marcelino modificó levemente el once base, Herrera y López permutaron su sitio y el riojano cayó a la banda quedando Ander por detrás del delantero (figura que en la primera parte fue Ewerthon y en la segunda Arizmendi). Lafita también tuvo sus minutos con el peto de los titulares en la labor de enganche, pero, al menos ayer, tuvo un papel secundario. Eso sí, en todo momento, el dibujo táctico permaneció inalterado: 4-2-3-1. Por detrás de los citados hombres de ataque, Gabi y Abel Aguilar -ahí no parece haber lugar a sopresas- ocuparon el doble pivote casi todo el rato (Ponzio entró por Aguilar al final, pero su concurso se valora imposible tras su sanción).

 

Con Carrizo en la portería, en defensa, la presencia de Pavón y Paredes fue también fija en toda la simulación . Y en la banda derecha, alternaron puesto Laguardia y Pulido, por este orden cronológico. De los presumibles titulares, solo faltó Ayala. El capitán argentino sigue con su plan a la carta de preparación que le deja varios días al mes en el gimnasio, fuera del grupo. Y ayer fue uno de ellos. Pero Fabián, que en este ensayo fue suplido por Pablo Amo, estará seguro en el Camp Nou para intentar frenar a Ibrahimovic, Messi, Iniesta y compañía.

 

Son las primeras nociones de un Marcelino que no paró de pedir presión arriba, constante movimiento de basculación en todas las piezas del equipo y una actitud solidaria de cada uno con los demás. Hoy, en La Romareda, se impartirá una nueva lección intensiva para preparar un asalto difícil, pero no imposible, al Camp Nou. Guardiola, en entrenador del Barça, dice no creer "en derrotas positivas" ni en que el 1-2 ante el Rubín "sea un toque de atención". El catalán está "satisfecho" por el juego de su equipo. Pero lo cierto es que ante el Almería, el Valencia y los rusos, su equipo ha sufrido como nunca.

Etiquetas