Deportes

ESPAÑA 102 - 79 ISRAEL

Magia con cuentagotas

La selección española cumplió y derrotó con solvencia a Israel, aunque sin excesivo brillo ni espectáculo. Sigue invicta.

imagen del partido
Magia con cuentagotas
ESTHER CASAS

El debut de España en tierras zaragozanas se saldó con un triunfo, como se esperaba, sobre Israel, pero quizá con menos magia y espectáculo de la que esperaba la afición aragonesa. En un encuentro algo trabado de inicio e igualado hasta el descanso, los hombres de Scariolo sumaron su quinto triunfo en la Gira Eñemanía y continúan invictos camino del Europeo de Polonia. España demostró su grandeza, ya que sin necesidad de un gran juego, con una defensa irregular y pequeños destellos de la enorme calidad del grupo fue capaz de imponerse por 23 puntos a una selección israelí que también estará en la cita continental. Y todo en un Príncipe Felipe que no se llenó y que se mostró algo frío, aunque siempre apoyando a una Ñ que nunca vio peligrar la victoria.

La magia que tiene la selección española no tiene por qué aparecer siempre o cuando los protagonistas lo desean. De hecho, ayer tardó mucho en aparecer. Casi toda la primera mitad. Es cierto que el conjunto israelí se tomó mucho más en serio este amistoso que el del día anterior ante Polonia y puso las cosas más complicadas. Pero la falta de acierto, especialmente desde el perímetro, desajustes defensivos y pérdidas de balón que propiciaban la velocidad rival lastraron a la selección española en los primeros 20 minutos.

Pero si hay algo que convierte a España en un conjunto letal es que cuenta con jugadores que pueden romper un partido en apenas unos segundos. Sin Pau Gasol ni Mumbrú por lesión, tuvieron que ser los mates de Claver, la contundencia de Reyes o la puntería de Raúl López y Rudy Fernández las que levantaron a los aficionados de sus asientos.

De inicio, el combinado nacional trató de buscar a sus pívots y presionar la salida del ataque israelí. Sin embargo, los visitantes supieron salir bien de esa presión con rápidas transiciones y la habilidad de su base Mekel compensaba los puntos que aportaba Claver por parte española.

Los continuos errores desde la línea de tres y la ausencia de brillo en ataque daban aire a una Israel en la que el nuevo jugador vitoriano Eliyahu daba muestras de su clase con grandes asistencias y buenos movimientos en la pintura.

Pero toda una campeona del mundo y subcampeona olímpica tiene recursos para todo y al borde del descanso solo necesitó una ligera mejora en la defensa en estático, un triple de Rudy y dos conexiones estelares de Ricky Rubio primero con Claver y después con Llull para lograr una ventaja de diez puntos que rompía ya definitivamente el choque.

La segunda mitad apenas tuvo historia, puesto que el arranque de los de Scariolo, ya mejor atrás, decantaba el duelo del lado local. Y es que, a pesar de que habituales estrellas como la 'Bomba' Navarro estaban más fallones que de costumbre, otros como Rudy lo compensaban rápidamente. Además, esa mayor solidez defensiva daba opciones a correr el contragolpe y la ventaja se fue a los 17 puntos y al alza.

Con ese panorama y ante una inoportuna irregularidad de los españoles, la grada solo levantaba la voz cuando el 'speaker' se empeñaba y cuando los regalos hacían presencia sobre la cancha en los tiempos muertos. Poco más.

Pero lo importante quizá era seguir sumando y la selección lo hizo y aspira a hacerlo todavía más hoy ante Polonia, ante "uno de los juegos interiores más poderosos de Europa" como lo calificó Scariolo. Cabe esperar que en esta ocasión la magia haga presencia en el Príncipe Felipe. Sería el regalo esperado por la afición zaragozana.

Etiquetas