Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

S. D. HUESCA

Luis Helguera: "El Huesca tiene un proyecto muy bonito"

La llegada del centrocampista cántabro sigue pendiente de la decisión que tome su club, el Vicenza. El jugador quiere venir

Luis Helguera sigue pendiente de su futuro. En Italia espera la llamada que confirme su incorporación a la Sociedad Deportiva Huesca, pendiente de que su club, el Vicenza, le otorgue la carta de libertad para incorporarse al proyecto azulgrana con la fecha tope del lunes, cuando se cierra el plazo para realizar fichajes. El futbolista cántabro, de 32 años, reconoce sus ganas de volver a España por "temas familiares", aunque reconoce que "por una parte veo que puede hacerse pero por otra, no". Helguera, hermano de Iván, es el capitán del Vicenza y ha jugado todo durante las dos últimas campañas en la Serie B. Ahora quiere cambiar ese rol por el de un jugador importante en uno de los recién ascendidos a Segunda División.

Las conversaciones entre las tres partes continuaban ayer en el mismo punto que el jueves y la pelota se halla en el tejado de los italianos después de que el acuerdo entre el Huesca y Luis Helguera sea total. Ellos tienen que decidir si dejan al centrocampista marcharse o no: "Es una cuestión de esperar el sí o el no de ellos, no se puede hacer otra cosa", reseñaba ayer Helguera, que continuaba explicando que "no depende ni de mí ni del Huesca. El plazo para actuar concluye el lunes y ya no hay mucho que hablar. Está todo dicho y hecho, a falta de que ellos den el visto bueno o no". El jugador, que entre 1997 y 2000 cubrió una etapa en el Real Zaragoza, no tiene prisa, "hay tiempo hasta el 1 de septiembre".

Luis Helguera trasladó a la entidad italiana una propuesta en la que expresaba sus "ganas de volver a casa y ellos tomaron nota. Sé que es complicado, y ellos no me dijeron que no, pero lo están estudiando y tampoco quiero molestarles con llamadas a cada momento. Cuando lo consideren, ya me dirán algo". Helguera es una figura capital de un conjunto que sueña con retornar a la máxima categoría del fútbol italiano después de dos campañas fallidas en las que, por otro lado, el cántabro sobresalió. Su carrera arrancó en la cantera del Rácing de Santander y luego en el Manchego, una etapa que precedió a su desembarco zaragocista. En la capital aragonesa coincidió con algunos de los que pueden ser sus futuros compañeros: Camacho, Rodri, Sorribas o Lalo.

"El proyecto del Huesca es muy bonito, adecuado para mí ahora que quiero volver. Qué mejor que un sitio con gente tranquila y un vestuario unido -seguía-. Conozco a varios de sus jugadores y no fue complicado tomar esa opción desde el momento en que comenzamos a hablar. El Huesca tiene unas ideas ambiciosas y tiene una buena perspectiva después de muchos años sin jugar en Segunda División". Luis Helguera valoraba que sus dirigentes "sean ex futbolistas con las ideas claras". Ahora, quiere cambiar un equipo en el que han actuado gente como Rossi, Roberto Baggio o Luca Toni por un recién llegado a la Liga Adelante que quiere prolongar su crecimiento.

Tras su paso por el Manchego y el Real Zaragoza, en el que escaló del conjunto filial y llegó a debutar en Primera, le contrató el Udinese italiano para actuar en la Serie A y marcharse en la campaña 2002/03 al Alavés. El siguiente conjunto italiano en el que recaló fue la Fiorentina y más tarde en el Ancona para cumplir su última etapa en el Vicenza, que debutará en la liga este fin de semana. De 1,81 metros de altura y 72 kilos, confiesa que "siempre he jugado como centrocampista, aunque me considero polivalente y puedo retrasarme a la defensa si hace falta, aunque no es mi puesto", en referencia a la necesidad azulgrana de reforzar esa zona.

Etiquetas