Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

Lugo, querido enemigo

José Luis Abós dirigió al Breogán, su próximo rival, en la 97-98, y Ruiz Lorente se retiró allí

José Luis Abós y Joaquín Ruiz Lorente dialogan durante la pretemporada del CAI Zaragoza.
Lugo, querido enemigo
JOSÉ MIGUEL MARCO

Ni la muralla de Lugo, ni el Pazo dos Deportes, ni el Breogán les son extraños. Tanto el entrenador del CAI Zaragoza, José Luis Abós, como su ayudante Joaquín Ruiz Lorente conocen el club gallego porque han formado parte de él en el pasado. El primero dirigió al conjunto lucense en la temporada 1997-98 y rozó el ascenso a la ACB, mientras que el segundo se retiró como jugador vistiendo la elástica celeste allá por la 2001-02. Ellos conocen bien Lugo y la importancia del baloncesto en la ciudad, unos conocimientos que les pueden servir para tratar de derrotar al 'Breo' en la visita de mañana. Eso sí, tras saludar a la cantidad de amigos que hicieron en una localidad y una entidad acogedoras.

 

Sus recuerdos de su paso por la capital lucense salen a la luz y demuestran lo a gusto que se encontraron por allí: "La experiencia fue muy buena en el aspecto personal y en el deportivo nos faltó la guinda de subir. Dejé muchos amigos, conocí a mucha gente y estuvimos a punto de subir, nos faltó un partido", rememora Abós.

 

A pesar de que a lo largo de su carrera se ha enfrentado ya con muchos ex equipos asegura que "siempre gusta ir allí. En Lugo quedan buenos amigos, apetece saludar a la gente y siempre tengo buen recuerdo, por eso es especial".

 

Él pasó por el banquillo de un Breogán que es "una institución, hay que conocerlo y saber lo que significa en Lugo. Allí el baloncesto es el primer deporte, y el club tiene su trayectoria en ACB".

 

El técnico zaragozano explica que en Lugo se respira "un ambiente fuerte, la gente anima mucho al Breogán y se entregan, aprietan mucho, y en el anterior pabellón todavía más". A pesar de ello, Abós cree que la clave del choque de mañana es "que podamos poner nuestro ritmo, sobre todo, defensivamente. Hay que ir partido a partido, poner un nivel defensivo e ir creciendo en ataque".

 

De igual manera piensa Joaquín Ruiz: "La clave está en nosotros mismos. El nivel defensivo que podamos aplicar y la paciencia con la que juguemos en ataque". Él vivió otra época en Lugo. Era su último año de jugador y colgó las botas en un Breogán de ACB. "Para mí es muy especial porque dejé allí muchos amigos dentro del club y porque fue donde me retiré y tiene ese punto de nostalgia".El ahora técnico ayudante señala que Lugo "es una ciudad que vive intensamente el baloncesto y la gente es acogedora. Breogán es un club de ACB por todo, por la estructura de club, el pabellón y una afición fiel". Y en un viaje tan emotivo asegura que ya ha quedado con sus amigos "porque hay que probar el pulpo, la empanada y el raxo (lomo adobado)".

Lescano viaja pero no jugará

El capitán Matías Lescano seguirá una semana más sin poder debutar. Todavía no cuenta con el pasaporte español y, aunque viajará junto a sus compañeros, no jugará.

Etiquetas