Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Luchar hasta el final

El CAI debe cambiar de cara a domicilio en San Sebastián y buscar el puesto final más alto posible. Los de Abós, sin Aguilar, no pueden dejarse llevar en una cancha complicada.

Carlos Cabezas penetra a canasta durante el partido de la primera vuelta ante el Lagun Aro.
Luchar hasta el final
ESTHER CASAS

Cuando restan dos jornadas para acabar la fase regular y ambos contendientes ya han cumplido con sus objetivos de la temporada, la salvación, lo lógico es que en el San Sebastián Arena 2016 (antigua plaza de toros de Illumbe) se viva un duelo falto de tensión. Pero precisamente eso es contra lo que tiene que luchar esta noche el CAI Zaragoza. Su misión, una vez atrapada la salvación, es quedar lo más arriba posible en la tabla. Fundamentalmente por dos motivos. Primero, porque nunca se sabe y quizá una buena posición final le pueda dar opciones de entrar en Europa la campaña próxima. Y segundo, para cambiar la mala imagen que han ofrecido los de Abós en sus últimos desplazamientos. La derrota puede ocurrir, pero de la manera en que se produjo en las pistas del Estudiantes, Bilbao o Blancos de Rueda, no. Los rojillos no pueden relajarse en una cancha en la que ha basado la permanencia el Lagun Aro y, a pesar de la ausencia de Aguilar y las molestias de Quinteros, mostrar su verdadero juego también a domicilio. El CAI tiene que luchar hasta el final.

Justo cuando la liga agoniza se topan dos conjuntos que han sido mucho mejores en su pabellón que lejos de él, dos equipos que ya se vieron muchas veces las caras en el pasado y que ahora se han asentado en la elite. Pero al cuadro zaragozano aún le quedan esas gotas de ambición para el 'sprint' final.

Ese esfuerzo, esas ansias por alcanzar hasta el noveno puesto que aún está al alcance de los de Abós debería ser el antídoto para la calidad donostiarra, encarnada fundamentalmente en el americano Andy Panko, en el francotirador Baron y el director de juego Javi Salgado.

Pablo Laso, con el equipo 'tocado' dada la ausencia de Alfonso Sánchez y los problemas físicos de Domen Lorbek -duda hasta el último instante-, cuenta también con guerrilleros en la pintura como Miralles, Doblas o Kone. Unos ingredientes que componen una receta muy rocosa en su cancha.

Ante eso, los rojillos deben exponer su plus de motivación. Aguilar no estará por su rotura fibrilar en el aductor, Quinteros llegará falto de ritmo tras perderse el último duelo, Miso aún arrastra dolor en el tobillo y tanto DP como Riera acaban de reaparecer. Sin embargo, eso no puede servir como excusa, al menos, para dar la cara en tierras vascas.

El gran momento de Hettsheimeir, la versatilidad de Barlow (habrá que ver su estado a domicilio), la cordura de Van Rossom o la 'recuperación' de Cabezas pueden marcar el camino del triunfo.

Podría ser un partido más, sin trascendencia, pero el CAI tiene motivos para ir a por él, calidad para llevárselo y ganas para luchar hasta el final.

Etiquetas