Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CICLISMO

Los mejores cadetes, en el Bajo Aragón

Alrededor de 200 ciclistas de la categoría disputan en 4 etapas la Vuelta al Bajo Aragón.

Llega una de las pruebas más esperadas del calendario ciclista. Por las carreteras del Bajo Aragón correrán las futuras promesas del circuito nacional en una de las carreras con más prestigio del panorama ciclista.

Tal es la importancia de la Vuelta al Bajo Aragón que la celebración de esta prueba logró hace pocas fechas que se disputara en Caspe el Campeonato de España de selecciones autonómicas. Como recuerdan fuentes del Club Ciclista Caspolina, esta prueba nunca se había celebrado «en lugares que no fueran capitales de provincia» hasta que este año la Federación Española de ciclismo encargó a este club su organización como premio a su buen hacer por el ciclismo de base.

La XXVIII edición de la Vuelta Ciclista al Bajo Aragón comienza hoy en la localidad zaragozana de Nonaspe con una participación de casi doscientos ciclistas de la categoría pertenecientes a veintiséis equipos procedentes de la mayoría de comunidades autónomas españolas. La carrera consta de cuatro etapas con una jornada de descanso antes del último día por lo que la competición concluirá el próximo martes 9 de agosto.

La principal novedad en su vigésima octava edición de la prueba que organiza el Club Ciclista Caspolino será la disputa en la segunda etapa de una contrarreloj individual que ya se disputaba hace varios años y que fue sustituida por una cronometrada por equipos.

Los responsables de la prueba consideran que la contrarreloj por equipos marcaba excesivamente el desenlace final de la carrera, ya que algunos de los conjuntos más potentes copaban las primeras posiciones sin dejar apenas opciones en las dos siguientes etapas a aquellos ciclistas incluidos en formaciones más limitadas. El resto de las etapas consistirán en recorridos en ruta de unos 60 kilómetros cada una entre distintas localidades del Bajo Aragón.

Pero no todo es competir. La clave de la Vuelta al Bajo Aragón la da el alcalde de Caspe, Florencio Repollés. «La Vuelta ciclista al Bajo Aragón promociona la preparación y formación temprana de jóvenes deportistas». Para Repollés, el Club Ciclista Caspolino tiene un «valor añadido» ya que «además de difundir y potenciar la práctica del deporte, trabaja con nuestros jóvenes».

Entre los vencedores que figuran en el palmarés de la prueba caspolina destacan, entre otros, la presencia en los últimos años del murciano Luis León Sánchez, vencedor de la novena etapa del Tour 2011 en Saint Flour con el Rabobank, el valenciano Rafael Valls, en el Geox TMC, o el biesquense ya retirado Fernando Escartín, todos ellos ciclistas que han logrado llegar muy alto.

Una ocasión para los corredores pero también para ver a algunas de las promesas del ciclismo

Etiquetas