Deportes
Suscríbete por 1€

PRIMERA DIVISIÓN

Los jugadores del Levante irán a la huelga y no jugarán ante el Real Madrid

La plantilla del Levante convocó este lunes una huelga para el sábado y el domingo, y por un periodo indefinido, ante el reiterado incumplimiento de promesas por parte de los dirigentes del club, que adeudan a los futbolistas más de 18 millones de euros. El Levante debe enfrentarse al Real Madrid el domingo en su último partido en Primera División y el plante alteraría la entrega del trofeo de campeón de Liga y la fiesta prevista para ese día en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid ha expresado su apoyo a la medida adoptada por los jugadores del Levante, que por segunda vez en la temporada se han visto obligados a amenazar con un paro por los impagos del club en los dos últimos años.

El Levante anunció su huelga en la sede de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), donde el capitán del equipo, Luis Manuel Rubiales, denunció "un nuevo incumplimiento por parte del club respecto a los acuerdos suscritos el 25 de abril", cuando la plantilla del ya descendido a Segunda desconvocó su primer plante tras asegurarse a los jugadores que cobrarían parte de lo adeudado. Después de varios actos de protesta, el último de ellos el domingo, antes del partido contra el Valencia con una gran pancarta y camisetas que solicitaban "justicia", los jugadores del Levante, que se sienten continuamente engañados, esperaron hasta las seis de la tarde de este lunes una llamada del presidente del club, Julio Romero, pero no hubo solución.

Los futbolistas del Levante no se desplazarán a Madrid para disputar la última jornada de Liga a no ser que tengan ya plenas garantías de cobro, después de que no se hayan abonado los cuatro millones de euros a los que se comprometió el máximo dirigente de la entidad. "El que tiene que hacerse cargo de la situación es el Ayuntamiento, ya que se comprometió para que el Levante no descendiera a Segunda B", aseguraron Rubiales y el también capitán del club, Iñaki Descarga. A la medida también se ha sumado el filial, colista de su grupo en Segunda B y ya descendido a Tercera, aunque en su caso se espera una rápida solución.

El apoyo de la "casa blanca"

"La plantilla, muy decepcionada, se encuentra en la necesidad de tomar otras medidas, y la huelga comenzará el sábado", confirmó Rubiales, que también anunció que los encargados de negociar con los directivos del Levante se pusieron en contacto con dirigentes, cuerpo técnico y futbolistas del Real Madrid, para comunicarles su decisión, "y lo han entendido". "Nos han apoyado en todo momento", aseguraron los jugadores del Levante. También el presidente del sindicato de futbolistas, Gerardo González Movilla, desveló que el presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, se puso en contacto con la AFE a lo largo de la jornada para interesarse por la situación del Levante.

En el caso de que la plantilla azulgrana, que lleva dos años cobrando sólo el 20% de su salario, no desconvocase la huelga y no se jugase el encuentro contra el Real Madrid, el equipo blanco superaría el récord de puntuación en una Liga de 20 equipos, ya que al Levante se le daría el partido por perdido por 3-0. La quiniela también se vería afectada, ya que el Real Madrid-Levante se retiraría del boleto y sería sustituido por un sorteo con bolas 1, X y 2.

Etiquetas