Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CN HELIOS

Los hombres del año

Ramón Garriga y Álvaro García en uno de los gimnasios emblema de la halterofilia aragonesa.
Los hombres del año
NACHO FERNÁNDEZ

Huérfanos de waterpolo masculino en la elite, los amantes de este deporte dirigieron su mirada a una categoría inferior, la Primera División, y a un equipo, Helios, que se presentaba como la alternativa más fiable y segura. Consumida la primera vuelta de la competición, la opción es cada vez más real. Instalados en lo más alto de la clasificación, exhibiendo un poderío en el agua que asusta, el conjunto se ha propuesto esta temporada recuperar el espíritu heliófilo de aquellos maravillosos años 70 en la piscina 'Manuel Molinero', cuando el nombre de Helios figuraba entre los grandes. Partiendo de este ilusionante propósito, el técnico, Miguel Gil, tuvo el pasado mes una idea. ¿Por qué no inmortalizar al equipo que hará realidad el sueño de un club, de su afición y de los apasionados por el balón amarillo? El preparador lanzó el guante al amigo -y, ahora, jugador a sus órdenes- Nacho Fernández, que se puso manos a la obra. "Queríamos hacer un trabajo diferente a lo que ve el aficionado a este deporte, pero que se identifique con el club y con el objetivo marcado esta campaña: el ascenso", explica el defensor. ¿El resultado? Un calendario de un año que puede ser mágico y de los hombres que van a hacer posible que así sea.

Nacho Fernández quería una alternativa gráfica para un proyecto especial. El deportista estudió Imagen y Sonido y su afición a la fotografía alcanza las mismas cotas de intensidad que la que pone dentro de la piscina. "La premisa requería la colaboración de los jugadores y, pese a ser primerizos en este arte, se han involucrado al máximo", reconoce. Cogió su Canon 400 y pidió a sus compañeros que posaran de forma natural y en seco. La sesión fotográfica se prolongó durante dos semanas de diciembre, "en algunos casos con dos grados bajo cero", recuerda. Y el escenario, el único.

Fran Gil y Guillermo Ortega reverencian en enero al escudo del Centro Natación Helios; febrero presenta a Diego Galve en la coqueta pista de pádel; Alejandro López se aplica con la raqueta de tenis en marzo; José Luis Cantín rinde homenaje en abril al pebetero, al Ebro y El Pilar; Eduardo Blasco se mimetiza en mayo con el mural de la piscina cubierta; José Luis López y Elías Yela descansan en junio en la simbólica grada de la piscina de 33 metros; el reloj de sol marca la hora en julio a Mario García y Jorge Herrando; los hermanos Mongrell, Fernando y Jorge, se refrescan en la ducha del calor agostí; David Villarte y Oliver González se cobijan en septiembre en una portería; Santiago Marqués tiene en octubre hambre de waterpolo; el histórico gimnasio de halterofilia espera en noviembre a Ramón Garriga y Álvaro García... Y el autor de las fotografías despide diciembre en el pabellón polideportivo. "Se ha jugado con el blanco y negro y el color en las imágenes. Dependía del entorno y del interés por resaltar determinados espacios", recalca Nacho Fernández.

La empresa Litocian se ha encargado de producir una primera tirada de 400 ejemplares (cinco euros cada uno) que "han volado". Ahora se prepara la segunda remesa de calendarios, con los hombres del año, que cuentan con la colaboración de Aguactiva, Zaratravel y el Gimnasio Daniel Tejero. Y ya hay ideas para el de 2010. "Será la bomba", augura el jugador heliófilo.

Etiquetas