Despliega el menú
Deportes

Los hijos de la Recopa

Nayim se reúne en el Real Zaragoza con Aurelio Gay, pero también con Óscar Luis, Jesús Solana y Santi Aragón, cinco representantes de los 'Héroes de París'.

Gay conversa con Aragón y Nayim en un encuentro de los veteranos del Zaragoza. Detras, surge Solana.
Los hijos de la Recopa
Heraldo

La Copa del Rey de 1994 con aquellas manoplas encoladas de Andoni Cedrún, los domingos de festín en La Romareda: las goleadas al Barça o al Real Madrid, la Recopa de París, el sello de un fútbol irrepetible? Cualquier mirada a aquella generación de futbolistas en manos de Víctor Fernández, evoca un periodo de la historia del Real Zaragoza que ha moldeado los gustos y modelos de fútbol de buena parte del zaragocismo actual. De aquello no hace demasiado, quizá unas tallas de pantalones menos o más. Aquel periodo imborrable sale a flote más que nunca ahora, cuando las penas entran por la ventana diariamente y la depresión se expande por las gradas. La llegada de Nayim al Real Zaragoza como escudero y confidente de José Aurelio Gay le añade a la historia actual una carga simbólica y referencial más precisa que nunca en tiempos de discordia social con el club. Mucho del zaragocismo actual brotó con aquella generación de héroes y sus banderas pueden verse de nuevo, y como nunca desde 1995, en el interior del Real Zaragoza.

Nayim se reúne con Gay como tándem que idee y construya al equipo, pero con ellos compartirá diariamente vestuario el doctor Óscar Luis Celada, jefe de los servicios médicos del club desde hace año y medio y también centrocampista en aquella plantilla de la Recopa. Junto a ellos, ocupan cargo en el Real Zaragoza, por un lado, Jesús Solana, técnico-ojeador del club, y también Santiago Aragón, responsable de actividades deportivas de la Fundación Real Zaragoza y segundo de a bordo de Ernesto Bello en la coordinación y dirección de la Ciudad Deportiva. Ellos cinco paladearon la gloria de París y se reencuentran ahora en el club casi 15 años después de aquella noche del Parque de los Príncipes. Los primeros en desembarcar en el Real Zaragoza fueron en verano de 1991 José Aurelio Gay y Jesús Solana desde Espanyol y Real Madrid, respectivamente. Una anécdota de Xavi Aguado, capitán y alma de aquel equipo, define a Gay. Ocurrió en la legendaria goleada (6-3) al Barcelona de Johan Cruyff: "Gay era como un entrenador en el campo. Ya pensaba como uno de ellos. Cuando nos marcó Romario el 2-1, lo recuerdo desesperado: '¡¡¡Contra el Dream Team y ganando 2-1, no se puede jugar con tres delanteros, joder, no se puede!!!' Nayim aún no era fijo en las alineaciones (temporada 93/94). Jugaban Gay o él".

Nayim llegó a finales de la temporada 1992/93, la de la final de Copa del Rey que Urío Velázquez le asfaltó al Real Madrid, apenas un mes después que Santiago Aragón. Al año siguiente, el Real Zaragoza conquistó la Copa ante el Celta en un equipo donde Aragón y Gay eran indiscutibles para Víctor Fernández, y Nayim entraba y salía de las alineaciones. Ya en el año de la Recopa aterrizó Óscar Luis Celada, esforzado en el campo y fuera de él, ya que compatibilizaba el fútbol con los estudios de medicina.

Tras la proeza de París, uno a uno fueron abandonando el club. Él último fue Santiago Aragón, tras 11 temporadas como futbolistas, aunque pasó a entrenar a los equipos Infantil y Cadete. Antes de ocupar su actual puesto en la Fundación, también fue segundo entrenador de Ander Garitano en su fugaz experiencia en el banquillo.

Del resto de 'Héroes de París', el único en ocupar cargo en el Real Zaragoza fue Miguel Pardeza, director deportivo hasta su dimisión tras el último descenso a Segunda. Ahora, Pardeza manda en los despachos del Santiago Bernabéu. Quizá algún día, más ex futbolistas de aquella camada retornen al Real Zaragoza. Varios siguen vinculados al fútbol, como Gustavo Poyet, entrenador del Brighton, de la segunda inglesa; Juan Eduardo Esnáider, segundo de Míchel en el banquillo del Getafe; Fernando Cáceres, técnico en la Escuela de Fútbol de Independiente de Avellaneda antes de pelear contra la muerte tras ser tiroteado; 'Paquete' Higuera estuvo en la secretaría técnica del Xerez? Y otros como Aguado o Cedrún exponen su experiencia futbolística en los medios de comunicación o en empresas de naturaleza deportiva, como Alberto Belsué en Mondo Ibérica.

El legado de todos ellos en el Real Zaragoza queda en manos, especialmente, de Gay y Nayim. Ellos deben contar a la actual plantilla qué es el Zaragoza.

Etiquetas