Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL: PRIMERA DIVISIÓN

Los dos Zaragozas

Gay dividió ayer la plantilla en dos: por un lado, el grupo principal y por otro, aquellos futbolistas fuera de sus planes o en la rampa de salida, además del serbio Obradovic.

Pavón y López Vallejo, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Los dos Zaragozas
josé miguel marco

El entrenamiento de ayer del Real Zaragoza aportó profundos significados y lanzó mensajes muy precisos sobre el presente de la plantilla. Ninguna sesión ha evidenciado de un modo tan revelador la división existente, desde el punto de vista deportivo del entrenador y el club, entre el grupo principal, es decir, los futbolistas que encajan dentro de los planes de la entidad y de José Aurelio Gay, y los demás: aquellos futbolistas sin sitio en el actual Zaragoza, apartados de las preferencias del técnico o situados en la rampa de salida en el mercado invernal vigente.

 

Gay programó una suave sesión de trabajo en la que no participaron, como es obvio, los lesionados de larga duración Uche y Laguardia, ni los futbolistas en recuperación de otras dolencias menores, como Pablo Amo y Abel Aguilar. El resto, una vez concluidos los ejercicios previos, se separaron en dos grupos tan desiguales como llamativos. Por un lado, Gay trabajó con un grupo de 16 futbolistas formado por aquellos que hoy tienen asegurada su presencia en la lista de convocados y que en los últimos dos partidos han contado con un papel relevante en el equipo, además de los tres últimos fichajes: Eliseu, Suazo y Jarosik. Este grupo se dedicó a trabajar diversas jugadas de estrategia y otros mecanismos colectivos del juego.

 

Mientras que los 'principales' se ejercitaban en un extremo del campo, otros ocho futbolistas alternaban ejercicios de disparo a portería con otros de centro y remate en el lado opuesto, bajo las órdenes de Nayim. Destacaba la composición de este conjunto. Aglutinó a los futbolistas con contrato y sin ficha federativa, como Luccin y Ewerthon, a Ayala y Songo'o (que no acabó la sesión por un golpe), sin sitio en el equipo, y a otros futbolistas situados en el mercado: López Vallejo, a quien se le busca salida y Braulio, a quien se desea introducir en la operación por Colunga. Sobre López Vallejo, no debe extrañar que hoy pierda sitio en la convocatoria a favor del canterano Pablo Alcolea, que ayer entrenó con el primer equipo

 

Junto a estos futbolistas, trabajó también Francisco Pavón, otro de los jugadores con participación testimonial en los últimos partidos: jugó contra el Real Madrid, pero luego se cayó de la lista por lesión ante el Deportivo, aunque su participación estaba prácticamente descartada durante la semana previa. Contra el Espanyol, ocupó plaza de banquillo. Debe recordarse que Pavón estuvo en la puerta de salida al final del pasado verano.

 

El octavo hombre que trabajó con los futbolistas descartados y transferibles causó sorpresa: Ivan Obradovic. El serbio ha vuelto a detectar molestias en su rodilla, según indicaron fuentes del club, pero ayer se ejercitó con aparente normalidad física, al mismo ritmo, por ejemplo, que Ayala y compañía. Podría explicarse esta situación de Obradovic con su progresivo regreso al equipo tras los problemas que arrastra desde octubre, pero lo cierto es que la exigencia de los ejercicios del grupo principal no era muy superior. Obradovic había entrenado con absoluta normalidad durante toda la semana, incluso formó en el ensayo del miércoles con la teórica defensa titular. De este modo, se complica su presencia hoy en la convocatoria.

Etiquetas