Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Los de abajo se vuelven peligrosos

El CAI recibe mañana a un Burgos que ha logrado fuera cinco de sus ocho victorias y ha ganado cuatro de sus últimos seis duelos. Los de Segura no se fían del puesto del rival y consideran el choque "una nueva final".

Llegado este punto de la temporada ya no quedan compromisos fáciles. Es cierto que el CAI se encontrará en el camino con plantillas de inferior categoría, pero en este tramo final todos los equipos se juegan cosas importantes y su entrega es total. Tanto es así, que los equipos de abajo, los que luchan por evitar el descenso se han convertido en rivales peligrosos, algo que confirman los últimos resultados. El próximo adversario de los rojillos es el Ford Burgos que ocupa la decimoquinta posición, pero los burgaleses llevan cuatro triunfos en los seis últimos partidos y, además, cinco de las ocho victorias que acumulan las han logrado fuera de casa. No es para tener miedo, pero sí para respetar al rival.

Y no solo el Burgos. El CAI se enfrenta en menos de dos semanas a tres equipos que ocupan uno de los furgones de cola (los burgaleses, el Aguas de Valencia y el Alerta Cantabria). Además de los datos del Ford, destaca que tanto levantinos como cántabros han saldado las tres últimas jornadas con dos triunfos.

Todos esos resultados demuestran que en la LEB Oro nadie se puede relajar y menos, si como el CAI, se está peleando por acabar en el primer puesto la fase regular. Tanto es así, que su próximo rival demostró hace dos semanas que es capaz de cualquier cosa al vencer en la cancha del Tenerife, donde unas jornadas antes el CAI había caído derrotado. De hecho, en las últimas seis jornadas ha logrado cuatro alegrías, y solo ha perdido ante dos de los equipos más en forma de la liga, el Plus Pujol Lleida y el Bruesa.

Por todo ello, el CAI no se fía. Los de Segura mantienen el argumento de que cada encuentro es una nueva final. Así, el escolta Paolo Quinteros considera que el Ford llegará a Zaragoza "tocado por su última derrota en su casa (cayeron ante el Bruesa). Hay que respetar a todos los equipos e ir paso a paso".

Los triunfos logrados en canchas como Los Barrios, Rosalía, Santander y la última en Tenerife deben hacer que ese respeto hacia el Burgos sea máximo. El técnico Curro Segura lo entiende así y por eso explica que su próximo oponente es "un rival que lo va a poner difícil seguro. Lo que queremos es ganar el viernes (mañana) y todo lo que ha pasado con anterioridad no existe".

El que más claro lo dice es el británico Darren Phillip. El pívot rojillo añadió que "esta semana contra Burgos es una final más. Vamos a considerar a nuestro rival siempre como el mejor equipo del mundo".

No será para tanto, pero el CAI parece tener aprendida la lección de los excesos de confianza en Hospitalet o en la segunda mitad ante el Bruesa. Esa "relajación" es la que hace más peligrosos si cabe a los conjunto de la parte baja de la tabla, con lo que los de Segura ya saben lo que tienen que hacer: intensidad, concentración y defensa.

Etiquetas