Despliega el menú
Deportes

MOTOCICLISMO

Lorenzo se queda solo

El piloto español logró de forma aplastante el triunfo en el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone. Pedrosa no tuvo un buen día y acabó en la octava posición.

El piloto español de Yamaha Jorge Lorenzo entra victorioso en la meta del circuito de Silverstone.
Lorenzo se queda solo
GEOFF CADDICK/EFE

El español Jorge Lorenzo (Yamaha) espantó ayer los fantasmas que le han rodeado desde la caída de su compañero de equipo, el italiano Valentino Rossi, hace dos semanas en Mugello, y se impuso en el Gran Premio de Gran Bretaña con una claridad que confirma que es el único candidato al título de MotoGP.

El piloto de Palma de Mallorca reconoció que la caída de Rossi le afectó psicológicamente en el Gran Premio de Italia, donde fue segundo hace dos semanas. Ayer demostró que esa presión de quedarse solo al frente del equipo oficial, ser el favorito y no tener la referencia del nueve veces campeón del mundo, ya no existe.

Además, Lorenzo dio un buen estirón al campeonato y consolidó su liderato en el nuevo trazado de Silverstone, una pista en la que hacía 24 años que no se disputaba una carrera del Campeonato del Mundo de Motociclismo. "Fue un día importante para mí y una victoria muy importantes porque me sentía muy fuerte y estaba encantado de ir con mi Yamaha. Nunca soñé con tener tres victorias en cinco carreras, pero aquí estamos y me siento muy fuerte mentalmente en este momento. Quiero agradecer a mi equipo, Yamaha y Bridgestone esta victoria", señaló el español.

La cruz fue para Dani Pedrosa. El piloto de la Honda oficial venía de ganar en Italia, pero en Silverstone no tuvo su mejor fin de semana. Tras dos caídas, una el sábado en los entrenamientos oficiales y otra ayer por la mañana en la sesión de calentamiento, el de Barcelona salió bien, peleó por las primeras posiciones, se adelantó con Lorenzo en las primera vuelta, pero empezó a perder y a perder y, finalmente, no pudo pasar de la octava plaza y deja el segundo puesto en la clasificación general a favor del italiano Andrea Dovizioso (Honda), segundo ayer. Es obvio que estoy muy decepcionado por el resultado, porque ayer parecíamos estar muy fuertes aquí y confiaba en hacer una buena carrera. Pero he tenido un problema de falta de adherencia de los neumáticos desde el inicio de la carrera y no me ha sido posible mantener el ritmo que marcamos ayer", indicó Pedrosa.

De vuelta en vuelta rápida

Lorenzo no tuvo muchos problemas para situarse en la primera posición. Pronto se quitó de encima al de Honda y empezó a marcar una vuelta rápida tras otra, en tiempos de la 'pole', que hizo el sábado en los entrenamientos oficiales. Por detrás el francés Randy de Puniet (Honda), Pedrosa, Dovizioso, los estadounidenses Nicky Hayden (Ducati) y Ben Spies (Yamaha), y los italianos Marco Melandri, que se caería en la primera vuelta, y Marco Simoncelli, ambos con Honda. Pedrosa enseguida empezó a perder una posición tras otra. La tercera fue nefasta, ya pasó quinto. Y en la cuarta el líder del Mundial sacaba un segundo y medio a De Puniet.

A catorce vueltas para el final, Dovizioso rebasaba a De Puniet, mientras que el resto de españoles eran Héctor Barberá (Ducati), décimo; Aleix Espargaró (Ducati), duodécimo; y Álvaro Bautista (Suzuki), decimotercero.

Simoncelli y Spies superaban a Dani y, más tarde, lo hacía el australiano Casey Stoner (Ducati), que remontaba hasta la quinta plaza tras salir último, y Lorenzo ya se quedaba sin rivales hasta tener ocho segundos a falta de cuatro vueltas y comenzaba a ralentizar su marcha.

El interés quedó en saber quién subiría al podio junto al español: Dovizioso obtuvo una pequeña ventaja y la mantuvo para ser segundo, pero Hayden no pudo con el empuje del 'rookie' norteamericano Spies, campeón del mundo de Superbikes y la gran esperanza estadounidense para recuperar un piloto puntero. Esta es la primera vez que el de Texas, que declaró al comienzo de temporada que vale más una victoria en este campeonato que un título en su anterior competición, sube el podio en el Mundial de MotoGP.

Con esta victoria, los españoles igualan una marca vigente desde 1999 cuando Alex Crivillé, ganador del Mundial de 500 cc aquel año, sumó cuatro triunfos consecutivos en la categoría reina.

Esta temporada las cuatro han estado repartidas entre dos pilotos, ya que Lorenzo se impuso en España y Francia, luego Pedrosa lo hizo en Italia y el de Palma de Mallorca repitió ayer en Silverstone.

El resto de nacionales se clasificaron entre la décima y la decimotercera plaza: Aleix Espargaró (Ducati), Héctor Barberá (Ducati) y Álvaro Bautista (Suzuki), respectivamente.

Lorenzo, que ha sumado 115 puntos de los 125 posibles, tiene ya 37 de ventaja sobre Dovizioso y 42 sobre Pedrosa, a falta todavía de trece grandes premios para que finalice la temporada. Un Lorenzo inmaculado que parece que nadie puede hacerle sombra.

Etiquetas