Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MOTOCICLISMO

Jorge Lorenzo pide un 2011 libre de lesiones

El piloto balear, que cierra un 2010 memorable tras ganar el título de Moto GP, se conjura para tratar de retener el cetro la próxima temporada.

Lorenzo firmó un manifiesto a favor de la declaración de la Serra de Tramuntana como patrimonio de la humanidad.
Lorenzo pide un 2011 libre de lesiones
EFE

El piloto mallorquín Jorge Lorenzo ha pedido hoy un año nuevo 2011 lleno de salud, "sin caídas ni lesiones", que le permitan seguir entrenando con el objetivo de mejorar y estar a la altura para mantener su actual título de campeón del mundo.

Aunque reconoce que será un año complicado debido a que el resto de marcas están trabajando "muy fuerte" e invirtiendo mucho para "acercarse a Yamaha", ha garantizado que "con trabajo y esfuerzo y práctica y entreno" se intentará mejorar.

Lorenzo, que ha firmado en Palma a favor de la declaración de la Serra de Tramuntana como patrimonio de la humanidad, ha hecho ante los medios de comunicación un balance de su 2010, un año en el que ha admitido que ha vivido una temporada "mágica, increíble y prácticamente inmejorable".

"Será complicado mejorarla o igualarla en los próximos años, pero se intentará, uno tiene que intentarlo, por lo menos, y me conformaría con ganar el campeonato, aunque sea solo por un punto", ha manifestado.

El campeón mundial de Moto GP ha confesado que hace años que no pide nada a los Reyes Magos o a Papá Noel pero ha asegurado que si tuviera que pedir algo sería salud, porque "es lo único, sin salud no hay nada".

Jorge Lorenzo espera comenzar el año con buen pie, en Barcelona, a donde viajará mañana después de terminar sus entrenamientos de pretemporada que está realizando en la pista del hipódromo de Son Pardo, en su isla natal, un circuito de prácticas que no ha logrado encontrar en otro lugar.

Se trata de una pista de tierra con una superficie muy plana, sin piedras ni baches -algo que no es habitual en este tipo de terrenos- lo que permite hacer derrapes muy prolongados con la moto y coger mucho control con el acelerador y el neumático trasero, ha explicado Lorenzo, quien ya busca un lugar similar en Barcelona.

Después de esta pretemporada, Lorenzo y su equipo pasarán una semana en Punta Cana -"para desestresar"- y en febrero empezarán los entrenamientos con la moto grande, ha detallado.

El objetivo es continuar progresando para poder hacer frente a los demás pilotos: "Al haber alcanzado mi sueño podría, perfectamente, no entrenar o mantener mi nivel pero yo lo quiero superar porque sé que los demás que no han ganado el campeonato, para ganarlo, piensan entrenar más que yo", ha remarcado.

"Si quiero mantener mi cetro y, dentro de mis posibilidades -porque la moto también influye-, rendir al máximo nivel tengo que seguir trabajando y mejorando", ha admitido.

Otro de los retos que asumirá este nuevo año será el de ser él el encargado de preparar la moto y ser el referente de Yamaha.

En este sentido, ha destacado que su marca siempre ha se ha caracterizado por escuchar a todos sus pilotos, no solo al principal, que hasta ahora era Valentino Rossi.

Ahora, el testigo pasa a Lorenzo quien ha afirmado que, aunque es una "responsabilidad grande" porque no tiene mucha experiencia en ello, la asumirá y ha añadido que, poco a poco, espera ir mejorando en este aspecto.

Etiquetas