Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BOXEO

López Bueno se despide de los cuadriláteros

El boxeador aragonés José Antonio López Bueno ha señalado este miércoles, en la rueda de prensa de presentación de la velada que supondrá su despedida de los cuadriláteros, que lo peor de este deporte no son los golpes sino la dieta a la que se tiene que estar sometido.

"Lo más duro es la alimentación, la dieta, porque se sufre mucho con el peso. Es duro abrir el frigorífico y no poder comer prácticamente de nada", ha destacado el boxeador aragonés que el próximo sábado boxeará por última vez como profesional.

López Bueno, que espera decir adiós "con la cabeza alta" y que ha explicado que despedirse en su casa va a ser "especial", tiene como mejor recuerdo su proclamación como campeón del mundo del peso mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en 1999 en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, que registró un lleno absoluto con más de 10.000 personas apoyándole.

En aquel combate se impuso por K.O. en el tercer asalto al mexicano Rubén Sánchez y hoy ha vuelto a recordar que las palabras que dijo nada más lograr el título, en referencia a que el cinturón del campeón del mundo no lo había logrado solo él sino todos los asistentes a la velada, todavía tienen vigencia hoy.

Y si el título mundial es algo que no olvidará tampoco cómo fue desposeído del mismo debido a una lesión, ya que se ha convertido en su peor recuerdo deportivo.

"Perder el título sin poder defenderlo en el ring me dolió más psicológicamente que físicamente", ha indicado el boxeador aragonés nacido el 18 de junio de 1974 y que ha dedicado más de 20 años al boxeo desde que subiera al ring por primera vez con 15 años.

López Bueno, que en los últimos años ha compaginado su carrera profesional con la enseñanza de este deporte ha lamentado que el boxeo no esté apoyado.

Desde su labor como promotor y entrenador opina que hay boxeadores con mucho futuro, pero que tendrían que estar más respaldados y que él está trabajando en este aspecto, promoviendo veladas, para que tenga más salidas.

"Ganas tengo muchas pero nos falta algo de ayuda", ha señalado López Bueno, que ha explicado que en función de cómo resulte la velada de su despedida tomará una decisión sobre su futuro en este aspecto.

Carlos Sanz, presidente de la Fundación Deporte y Trasplante Carlos Sanz, que colabora en la velada de despedida de José Antonio López Bueno, ha señalado que el boxeador se merece todo el apoyo y que hay que procurar que se sienta arropado en su marcha del boxeo activo.

"Cuando ganó el título todo el mundo se le acercó y todo eran palmadas y buenos gestos. Hoy vive el lado agrio porque se encuentra solo y por eso es cuando más apoyo necesita porque le queda mucha vida deportiva que enseñar en el gimnasio", ha destacado.

Etiquetas