Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Lendoiro pide facilidades para fichar a Ángel Lafita

El Deportivo de La Coruña ya ha comunicado al Real Zaragoza su intención de comprar en propiedad a Ángel Lafita, futbolista que ha estado cedido por el cuadro aragonés en el club gallego durante la temporada recién finalizada. Pero el presidente gallego, Augusto César Lendoiro, ha solicitado a Agapito Iglesias una negociación previa acerca del modo en el que la entidad coruñesa pretende abonar el dinero de la transacción: 2 millones de euros.

El contrato de préstamo que firmaron ambos clubes el verano pasado recoge una cláusula por la que, si el Dépor abona al Zaragoza esa cantidad (2 millones) antes del próximo 15 de junio, el joven canterano pasará a ser a todos los efectos jugador del cuadro gallego. Asimismo, el convenio recoge una segunda cláusula por la que el Real Zaragoza aún se guardaría una opción de repesca sobre Lafita, al que podría recuperar pagando 3,5 millones de euros al equipo coruñés antes del 15 de junio del año que viene, 2009.

Como es conocido desde hace un par de campañas, la situación económica del Deportivo es muy precaria y sus movimientos en el mercado se hacen últimamente a pasos muy lentos y con muchas maniobras adicionales (cesiones, trueques o jugadores a cuenta para rebajar precios). Ahí cabe encuadrar el ruego de Lendorio para intentar obtener una serie de facilidades a la hora de abonar esos 2 millones (cifra que no parece elevada en el actual mercado futbolístico) al Real Zaragoza por la compra de Lafita.

Plazos o fórmulas alternativas

Lendoiro podría sugerir en las próximas horas a Agapito Iglesias el establecimiento de un pago aplazado. Al menos esa es su primera intención. En segunda instancia, el presidente deportivista -como ya ha hecho en los últimos años con diversos clubes en sus operaciones de compraventa- puede ofrecer la inclusión en la operación de alguno de los futbolistas que el Dépor tiene en su nómina, alguno de los cuales está cedido en clubes de Segunda División en estos momentos.

El club gallego puede desprenderse este verano de hombres como el central Rodri (ex del Barça prestado ahora al Poli Ejido); el mediapunta Momo y el defensa Aythami, ambos canarios y cedidos al Xerez; el joven ariete Adrián López, prestado desde enero al Alavés; el interior Pablo Álvarez, que ha jugado la segunda vuelta en el Racing de Primera División; e incluso de futbolistas que han acabado el año en las filas blanquiazules como el defensa Verdú, el medio Antonio Tomás y los delanteros Cristian y Rubén Castro.

El Real Zaragoza (por ahora eso es sinónimo de decir Agapito y Herrera, mientras no aparezcan nuevos responsables deportivos y se defina el futuro) va a tener la última palabra a lo largo de los próximos 20 días respecto de la solicitud de Lendoiro.

Lo que sí parece definido por parte del sujeto pasivo de esta operación, el zaragozano Ángel Lafita, es su deseo innegociable de continuar jugando en Primera División. Si en el club aragonés alguien ha pensado -o puede llegar a pensar- que Lafita puede ser un refuerzo para el equipo de Segunda, se topará con la negativa del jugador y de sus representantes.

Etiquetas