Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SAN SILVESTRE

Las uvas del atletismo

El deporte aragonés se despide de 2010 con la San Silvestre de Zaragoza, que en su sexta edición espera alcanzar los 2.300 corredores

Abadía (derecha), Ochoa, Garriga, Arcega, Villalba y Lahera presentaron ayer la San Silvestre.
Las uvas del atletismo
OLIVER DUCH

La capital aragonesa no es Vallecas, pero también tiene su San Silvestre. Una popular carrera que, junto a la lencería roja y la capa de Ramón García, se ha convertido en una tradición más para despedir el año. La versión zaragozana de esta prueba, con la que el atletismo se come las uvas cada 31 de diciembre, celebrará su sexta edición con el objetivo de alcanzar la cifra de 2.300 corredores.

El año pasado ya se superaron los 2.000 participantes, pero la asociación deportiva Jerónimo Zurita -organizadora de la carrera- quiere atraer a todavía más gente a una prueba en la que se unen competición y diversión. Y es que, además de premios para los primeros clasificados, Caja Inmaculada -patrocinadora de la San Silvestre, junto al Zaragoza Deporte Municipal- concederá el 'Premio CAI al Mejor Disfraz', dotado con 200 euros, a la persona o grupo que participe con el disfraz más original.

"No soy demasiado creativo, así que intentaré luchar por ocupar una buena posición en la carrera", bromeó el atleta zaragozano Toni Abadía, que acudió a la presentación junto a la internacional Isabel Macías y la vicepresidenta de la Federación Aragonesa de Atletismo, Susana Ochoa, quienes participarán en la carrera junto a otros deportistas de elite, como Luisa Larraga o Joaquín Pacheco. Además, todos ellos lo harán de forma altruista.

Aunque el día de Nochevieja no se calzarán las zapatillas, también acudieron al acto Fernando Arcega, director de Instituciones y Convenios de CAI; Luis María Garriga, asesor deportivo del Ayuntamiento de Zaragoza; José Luis Villalba, presidente de la agrupación Jerónimo Zurita; y María Pilar Lahera, presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer. Y es que dos de los 10 euros que vale cada inscripción para la San Silvestre, que también es solidaria, se destinarán a esta organización. Como aseguró Garriga, "la San Silvestre es el mejor reflejo del mundo del atletismo, que quiere despedir el año con lo que mejor sabe hacer: corriendo."

Etiquetas