Despliega el menú
Deportes
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesUna avería en un AVE en Calatayud genera una cascada de retrasos en la línea

REAL ZARAGOZA

Las necesidades de Aguirre

El técnico mexicano espera fichar al menos a cuatro jugadores en el mercado invernal.

Mientras el año 2010 consume sus últimos días y las puertas del mercado invernal se vislumbran cada día más cercanas, Aguirre tiene claras cuales son las necesidades del Real Zaragoza. Solo quedan diez días para que se abra el plazo de fichajes, y el técnico mexicano ya ha escrito la carta con sus pedidos navideños: dos delanteros, un centrocampista organizador y un defensa polivalente.

Atrás quedan los primeros días de Aguirre en el banquillo zaragocista, cuando afirmaba creer en la calidad de una plantilla que pronto le hizo cambiar de opinión. Tan solo un mes después, el Vasco solicita al menos cuatro 'regalos', aunque la lista podría crecer en función de los jugadores que dejen el equipo en la obligatoria 'operación salida' -en la que podrían entrar Contini, Ponzio o Braulio- y de las posibilidades económicas del club, cuya escasa liquidez podría lastrar algún fichaje. Una de las opciones más claras para conseguir efectivo es la venta de Pennant al Stoke City e incluso la de Obradovic, que podría entrar en alguna operación o salir hacia el fútbol italiano.

A pesar de los problemas financieros, desde el Real Zaragoza confían en que Aguirre, un profesional con nombre y un amplio conocimiento del mercado, pueda atraer a futbolistas que de otra forma estarían fuera de la órbita del club. Entre ellos, varios jugadores mexicanos a los que el técnico zaragocista sigue muy de cerca, como el delantero del Arsenal Carlos Vela, Giovanni Dos Santos o Javier 'Maza' Rodríguez.

Bolatti y Giovanni, bien colocados

Parece que los jugadores mejor colocados para jugar a las órdenes de Aguirre son el centrocampista argentino Mario Bolatti y el atacante mexicano Giovanni Dos Santos, que podría salir del Tottenham inglés en enero. Aguirre ya dirigió al delantero durante el pasado Mundial de Sudáfrica y ahora se ha convertido en una de las prioridades del técnico, quien también pretende a su compatriota Carlos Vela. Este mexicano llegó al Arsenal como una joven promesa, pero ahora no disfruta de minutos con Wegner.

En un equipo cuyo defecto más palpable es la falta de gol -Gabi es el máximo anotador gracias a tres penaltis y entre todos los delanteros solo han marcado cuatro tantos-, el fichaje de uno o dos puntas con capacidad de batir a los porteros rivales es poco menos que una obligación. Otra de las opciones que baraja el club maño es la de Franco Jara, un joven delantero argentino que milita en el Benfica.

Pero casi tan evidente como la falta de gol es el escaso fútbol que genera un Real Zaragoza que rara vez consigue hilar más de tres pases seguidos. El técnico mexicano sabe que es difícil ganar sin tener la pelota y en su lista de la compra no se olvida de un organizador. El club ya se ha interesado por el argentino Mario Bolatti, internacional con la albiceleste y con cierto caché en el fútbol internacional. La Fiorentina ha tasado la mitad de los derechos del jugador -el otro 50 por ciento está en manos de la agencia Dodici Corporation- en unos tres millones de euros, aunque Obradovic podría entrar en la operación. Otra opción sería la del zaragozano Ignacio Camacho, que dio sus primeros pasos en la elite con el Atlético de Aguirre y ahora no cuenta demasiado para Quique Sánchez Flores.

La defensa, una línea en la que ha sorprendido el escaso rendimiento de algunos jugadores, como Contini y Obradovic, también necesita un remiendo. Para reforzar la zaga, el técnico prefiere un jugador polivalente que pueda jugar tanto de central como de lateral. De hecho, Aguirre ya habló por teléfono con Paulo Da Silva, defensa del Sunderland que busca cambiar de aires. También está en su agenda Javier 'Maza' Rodríguez, quien podría forzar su salida del PSV Eindhoven en enero.

Pero las necesidades de Aguirre no se reducen a fichar cantidad y calidad, sino también a actuar con velocidad. La diferencia entre que los refuerzos lleguen el 1 de enero o el 31 del mismo mes es, nada más y nada menos, que de cinco partidos vitales en los que el Real Zaragoza se jugará buena parte de sus opciones de continuar en Primera.

Etiquetas