Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Lafita, objetivo del Villarreal

Roig y Llaneza, los dirigentes castellonenses, negocian el traspaso con Agapito y el agente del jugador aragonés.

Lafita anota el 0-1 en el Bernabéu el pasado 30 de abril.
Lafita, objetivo del Villarreal
AFP

Apenas 72 horas después de concluir la temporada, comienza a tomar cuerpo la salida de Ángel Lafita del Real Zaragoza. El Villarreal ha colocado al interior aragonés en su lista de prioridades, junto con el madridista Canales, y tiene la intención de llevar a cabo una sugerente oferta económica al futbolista, que ya conoce en una primera aproximación su apoderado, Manuel García Quilón.

La operación futura, que la SAD que preside Agapito Iglesias contempla en sus planes de negocio, se irá consolidando en las próximas fechas cuando ambos clubes se sienten a negociar el precio de la compraventa. Lafita concluye contrato en junio de 2012 y, tal y como marcan los tiempos contractuales en el mundo del fútbol, ha llegado el momento de sacarle rentabilidad a una de las escasas perlas que tiene en propiedad la actual plantilla zaragocista.

Fernando Roig y José Manuel Llaneza, presidente y consejero delegado villarrealenses respectivamente, ya han dado traslado de sus intenciones tanto a Quilón como a Agapito. Aunque el proceso está en fase de maduración, la parte del jugador ya conoce que el contrato podría firmarse por un periodo de cuatro o cinco temporadas, con unos emolumentos progresivos que partirían de una cifra aproximada a millón y medio de euros el primer año. Algo similar a lo que pactaron en su día el Zaragoza y el Villarreal por Cani.

Falta calibrar convenientemente el precio del traspaso, que vendrá marcado por la circunstancia de que Lafita queda libre el año que viene, lo que impide al Zaragoza elevar demasiado el listón. No obstante, el precio de mercado de un futbolista que ha crecido en la recta final del campeonato -una vez fue tratado médicamente de su tendinitis rotuliana y superó esta lesión que le impidió rendir bien al inicio del curso- puede oscilar entre los 5 y los 6 millones de euros como punto de partida, cifras que podrían variar sensiblemente en virtud de las cláusulas u operaciones anejas que Roig y Agapito pudieran aportar al trato.

El conjunto castellonense posee un vasto elenco de jugadores jóvenes, procedentes de su emergente cantera -creada a base de talonario y con jugadores de todos las procedencias-, que podrían ser objeto de inclusión en la operación como refuerzos zaragocistas de cara a la próxima campaña.

Un equipo de 'Champions'

El Villarreal viajó durante todo el día de ayer rumbo a China, con Llaneza al frente. Pasado mañana viernes jugarán un amistoso contra el Kitche Hong Kong en la megápolis oriental. El Submarino Amarillo, clasificado de nuevo para disputar la Liga de Campeones tras un año de ausencia (tendrá que superar la previa en agosto), busca ingresos por todos los flancos posibles. Por eso, tiene encarado el traspaso de su ariete italiano Ro-ssi al Barcelona. Y el punta Nilmar también podría salir. Así se entiende el progreso en las conversaciones con el Real Madrid por el fichaje de Sergio Canales y, por su puesto, el marcado interés por Lafita, que ayudarían a renovar y reforzar la vanguardia villarrealense. Los Roig, padre e hijo, se han quedado en España para avanzar sin descanso en ambos frentes.

Roig, Llaneza y Agapito, colegas del G-6 y viejos amigos desde los tiempos de Cani y Ayala, ya negociaron entre diciembre y enero el posible traspaso de Ander Herrera al Villarreal, que hasta el final peleó sin éxito con el Athletic la incorporación del otro canterano. En este caso, el Atlético de Madrid puede ser su rival por Lafita.

Etiquetas