Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

"Lo de Lafita es un despropósito"

Marcelino hizo ayer unas duras declaraciones criticando la situación a la que el Dépor y el Zaragoza han abocado al jugador

El presidente, Eduardo Bandrés, y el entrenador, Marcelino, charlan hace 20 días en Soria.
"Lo de Lafita es un despropósito"
CONCHA ORTEGA

Marcelino habló ayer con dureza sobre el 'caso Lafita'. Por primera vez desde que se produjo la polémica repesca del interior aragonés por parte del Real Zaragoza a última hora del pasado 31 de agosto, el entrenador blanquillo se manifestó a pecho descubierto respecto de este conflicto abierto con el Deportivo de La Coruña y que aún no tiene final a la vista. El técnico zaragocista, una vez asumido el pleito entre ambos clubes, dejó claro que no entiende cómo los organismos que rigen el fútbol y el deporte en España (Liga de Fútbol Profesional -LFP- y Federación, entre otros) no tienen mayor agilidad para obtener una solución.

 

"La incongruencia que tiene un deporte tan profesionalizado como es el fútbol es que estemos haciendo sufrir a una persona y a un profesional de la forma que lo estamos haciendo. Esto no cabe en cabeza de nadie", comenzó valorando el preparador asturiano ayer cuando, al final de la rueda de prensa convocada en la Ciudad Deportiva para valorar el partido de hoy ante el Sevilla, fue cuestionado por este conflictivo asunto. "La solución tendría que ser más sencilla. Esto consiste en reunirse tres partes y cerrar el caso al día siguiente. No tener que esperar alegaciones. ¡Qué alegaciones hacen falta! No sé por qué hay que esperar cinco días para alegar una parte, luego otro cinco para no sé qué, después una sentencia, más tarde otra cosa más... Es complicar las cosas y no pensar nunca en el profesional y en la persona", continuó Marcelino en su encendida defensa de la figura de Ángel Lafita.

 

"¿Para qué hay que esperar cinco días para alegar? ¿Con cuántos abogados vas a consultar? ¿Con 25.000? Porque, en cinco días, y luego en otros cinco, mira que hay tiempo para hacer alegaciones...", insistió el asturiano.

Marcelino fue subiendo el tono de sus valoraciones hasta que llegó al estrambote final de su exposición. "Claro que me solidarizo con Ángel Lafita. Creo que lo que se está haciendo con él es un despropósito", espetó con rotundidad el entrenador del Real Zaragoza.

 

No quedó ahí su denuncia. Una vez valorada con total sinceridad la situación, Marcelino, sin que nadie tuviera la ocasión de volver a preguntarle nada, siguió argumentando su parecer. "Digo que es un despropósito porque, insisto, no se piensa en la persona. Y tampoco se piensa en que es un futbolista que no puede ejercer ahora mismo su profesión", dijo. "La sentencia creo que iba a ser igual el día 2 de septiembre que cuando se haga en el día definitivo, que no sé ni cuándo va a ser. Porque cuando salga, igual unos alegan desde un lado y después desde el otro...", consideró con cierto tono de escepticismo.

 

En el epílogo de su denuncia, Marcelino lanzó un deseo al aire dentro de su tono crítico: "Creo que son cosas que habría que mejorar para, rápidamente, ser capaces de dar una solución a un tema que, para el chaval, no cabe ninguna duda que es duro. No lo está pasando nada bien", concluyó el entrenador de Careñes.

Lafita sigue oculto

Mientras Real Zaragoza y Deportivo litigan en los despachos -con la LFP como primer mediador- la propiedad de la licencia de Ángel Lafita y el precio que el club aragonés debe pagar al gallego para ejecutar la cláusula de recompra firmada en su día, el futbolista aragonés sigue oculto en su domicilio, sin poder aparecer públicamente.

 

Aconsejado por el sindicato de futbolistas profesionales (la AFE) y por la propia LFP, Lafita lleva ya diez días teniendo que entrenarse en lugares solitarios para evitar que los medios de comunicación den con su paradero y puedan tomarse fotografías o imágenes que, no se sabe bien por qué, se le advierte que podrían comprometer su futuro. El jugador dejó La Coruña a principios de la semana pasada y vino a Zaragoza con la intención de trabajar en la Ciudad Deportiva a las órdenes de Marcelino. Pero ese plan fue abortado de cuajo por los abogados de la AFE y Lafita se halla ahora mismo en tierra de nadie. Ni puede ejercitarse con el Zaragoza, ni va a hacerlo tampoco con el Deportivo.

Los nervios crecen con el paso de las jornadas y el fallo de la Comisión de Licencias de la LFP no se espera hasta un día indeterminado de la semana que viene. Un fallo que no tiene por qué ser el definitivo si el club que no obtenga la razón decide acudir a la justicia ordinaria posteriormente.

Etiquetas