Despliega el menú
Deportes

PELOTA

La vieja guardia del frontón

Daniel Velilla y David Caballero vuelven a unir sus palas en El Olivar. El primero regresa al club tras su paso como profesional.

Ciasa Olivar, de izquierda a derecha: Dani Velilla, Carlos Velasco, Ander Landeta y David Caballero
La vieja guardia del frontón
ESTHER CASAS

Daniel Velilla y David Caballero forjaron su amistad en el frontón de Cimballa, donde aprendieron a jugar de pequeños a pelota con sus padres, Paco y Bienvenido. Un deporte que les ha llevado a tocar el cielo en campeonatos de todo rango: en España y Europa con el club que su toda la vida, El Olivar, y en Mundiales con la selección española. Daniel y David vuelven a unir sus palas después de tres años de pegar pelotazos en diferentes escenarios. El Nacional de clubes en sus distintas categorías y modalidades (mano y herramienta) arranca este fin de semana, un torneo especial para la vieja guardia de este deporte.

 

"Tengo mucha ilusión por volver a jugar en El Olivar y, otra vez, con David en pala corta. Por seguir en activo la vorágine de estos campeonatos", resalta Velilla. El zaguero se pone el casco que luce el olivo tras un paréntesis de tres años. El zurdo pelotari dio el salto al frontón profesional en diciembre de 2006, cuando fichó por la empresa Emanbilbo. Tenía un contrato y cobraba por jugar. Durante dos temporadas probó la dureza y exigencia de los partidos de pala larga (el frontón pasa de 36 a 54 metros; la herramienta se estira tres o cuatro centímetros; la pelota es más grande y pesada). "La experiencia fue muy bonita, no podía dejar escapar la oportunidad que se me ofrecía. Pero vi que llegaba a un nivel que no daba más, no partía con las mismas condiciones que los demás: con tres horas de viaje todos los fines de semana a Bilbao, sin un frontón en Zaragoza de las mismas características para entrenar...", recuerda, el triple campeón mundial. Velilla abandonó el País Vasco para refugiarse al calor del hogar en diciembre de 2008. Pero la normativa exige que el pelotari debe pasar un año sin competir para "recalificar" su situación. El paso al campo amateur abre a Velilla la posibilidad de enfundarse la 'roja' en el Mundial de Pau, Francia (1 al 10 de octubre). Y su sueño es compartir cancha con su amigo del alma, David Caballero.

 

"La verdad es que este Campeonato de España va a ser muy especial por varios motivos", arranca el delantero zaragozano. Y enumera: "Por la humildad con que vuelve Dani después de ser profesional; la lesión de Félix Centro (rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha) que, para equipos tan pequeños como el nuestro, supone un problema perder a un veterano de gran calidad; y la decepción que todos los miembros de la sección hemos sufrido por los más jóvenes, como la gran promesa Jorge Gómez, que ha preferido no jugar en División de Honor y hacerlo en la categoría inferior (ha fichado por el CN Helios de Primera)".

 

El Olivar, que cuenta con el patrocinio de la empresa Ciasa, cumple su segunda temporada consecutiva en la máxima categoría nacional. Dani Gargallo, Félix Centro, David Caballero, Jorge Gómez y Carlos Velasco mantuvieron al club en la División de Honor, brindando al jefe de filas, Velilla, el retorno más dulce. Ahora, la compenetración entre el zaguero -todo fuerza y seguridad- y el delantero -que destila habilidad y colocación- promete más éxitos en la modalidad de pala corta. En paleta, una dupla de tronío: el zaragozano Velasco y el vasco Ander Landeta, refuerzo que cubre la baja de Centro, la mejor pareja del mundo sub-22. Ciasa Olivar se estrena hoy en Íscar Valladolid ante otro clásico de la categoría, el Puertas Bamar.

Etiquetas