Despliega el menú
Deportes

COREA 2- 0 GRECIA

La velocidad surcoreana puede con Grecia

En un estadio con muchos huecos en sus gradas, Corea del Sur sacó el máximo partido a sus mejores armas: la presión sobre la salida del balón y la velocidad de sus delanteros.

Los coreanos celebran uno de los goles
La velocidad surcoreana puede con Grecia
EFE

Corea del Sur logró la primera victoria en el Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010 al derrotar por 2-0 a Grecia. Lee Jung Soo abrió el marcador en Port Elizabeth a los siete minutos de juego, mientras que Park Ji Sung cerró la cuenta a los 52 en un partido en el que la velocidad surcoreana desarboló al equipo de Otto Rehhagel.

En un estadio con muchos huecos en sus gradas, Corea del Sur sacó el máximo partido a sus mejores armas: la presión sobre la salida del balón y la velocidad de sus delanteros.

Grecia se encontró muy pronto con un gol en contra y tuvo que hacer lo que menos le gusta: llevar el peso del juego en busca del empate. Los semifinalistas de 2002 juegan muy cómodos con el marcador a favor y aún más cuando su rival tiene dificultades en la circulación del balón. Cada pelota perdida por los griegos en el centro del campo se convertía en un contraataque mortal.

Los helenos apenas podían superar la línea de presión liderada por Park Ji Sung. El jugador del Manchester United ganó siempre los balones divididos y dirigió a su equipo con maestría.

El capitán surcoreano coronó además su magnífico partido con el segundo gol de su equipo, tras aprovechar una nueva pérdida de balón griega en el centro del campo. Ji Sung agradeció el regalo y tras regatear al central definió con calma por abajo frente a Alexandros Tzorvas.

El 2-0 hizo justicia a lo mostrado por unos y otros sobre el terreno de juego. De hecho, podría haber llegado mucho antes si Chu Young hubiera aprovechado el pase de Park Ji Sung en el minuto 27 de la primera mitad.

Avraam Papadopoulos no llegó al corte y el 10 surcoreano se quedó solo frente a Tzorvas, que adivinó la intención del delantero y desvió con el pie fuera. No había podido evitar veinte minutos antes que Lee Jung Soo rematara solo en el segundo palo para poner el 1-0.

El defensa asiático dejó en evidencia a los griegos a balón parado, una suerte del juego en la que, en teoría, son superiores.

Los griegos sorprendieron al mundo proclamándose campeones de Europa en 2004 apelando a la fortaleza defensiva y optimizando al máximo sus escasos goles de estrategia.

Sin embargo, su historial mundialista es muy pobre. Su única experiencia anterior fue en Estados Unidos 1994 -compartiendo grupo también con Argentina y Nigeria-, cuando perdieron los tres partidos, con cero goles a favor y diez en contra.

Con el 2-0 en el marcador, los surcoreanos bajaron la intensidad de su presión y empezaron a ofrecer facilidades en defensa. Pero ni Theofanis Gekas, cuyo primer tiro a puerta fue en el minuto 81, ni Kapetanos, que sustituyó a Charisteas, consiguieron abrir la cuenta goleadora griega en Mundiales.

Por el contrario, en los últimos minutos estuvo más cerca de llegar el tercero surcoreano que el primero griego. Sin embargo, Chung Yong y Jung Woo no acertaron a perforar la portería de Tzorvas.

Síntesis

Corea del Sur: Jung - Cha, Cho, Lee Jung-Soo, Lee Young-Pyo - Lee Chung-Yong ('91 Kim Jae-Sung), Kim Jung-Woo, Ki ('74 Kim Nam-Il), Park Ji-Sung (Manchester United) - Yeom, Park Chu-Young ('87 Lee Seung-Yeoul)

Grecia: Tzorvas - Seitaridis, Vyntra, Papadopoulos, Torosidis - Katsouranis, Tziolis - Charisteas ('61 Kapetanos), Karagounis ('46 Patsatzoglou), Samaras ('59 Salpingidis) - Gekas

Árbitro: Hester (Nueva Zelanda)

Goles: 1-0 Lee Jung-Soo ('7). 2-0 Park Ji-Sung ('52)

Tarjetas amarillas: - / Torosidis

Espectadores: 31.513

Etiquetas