Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

La sorpresa es Toppert

El CAI ficha al alero con pasaporte alemán (1,99 y 24 años) como especialista en el tiro.

Chad Toppert, en su época universitaria.
La sorpresa es Toppert
WWW.NEWMEXICO.SCOUT.COM

Cuando nadie se lo esperaba y como salido de la nada, el CAI fichó ayer a un especialista en el tiro exterior. La sorpresa se llama Chad Toppert, un jugador desconocido en Europa y que a sus 24 años militaba en la liga de desarrollo americana (D-League). El alero, 1,99 metros de estatura, es estadounidense, pero posee el pasaporte alemán. De hecho, está en la preselección germana para el próximo Mundial de Turquía. Todo apunta a que es una de esas apuestas arriesgadas, ya que no tiene experiencia en España y sus números al otro lado del charco tampoco son brillantes. Solo cabe esperar que sea de esos descubrimientos del director deportivo Willy Villar, como los que ya realizó en Inca, y que Toppert pueda ser una de las revelaciones de la temporada.

Desde el club se dice que es un especialista en el tiro exterior, pero sus cifras solo le avalan en cuanto a porcentaje. Tras formarse en la Universidad de Nuevo México, el jugador militaba en los Alburquerque Thunderbirds y allí su porcentaje de acierto en triples fue del 48 por ciento. Ese gran dato contrasta con el hecho de que en una liga como la de desarrollo solo promediara once puntos por encuentro en los 28 minutos que disputó de media.

La vinculación del alero con el CAI Zaragoza será por una temporada, con opción de ampliar ese contrato a otra más. De esta manera, y a expensas de lo que ocurra finalmente con el canario Roberto Guerra, el club aragonés podría haber cerrado su rotación en los puestos exteriores ('doses' y 'treses'). Así, con Quinteros, Barlow, Miso y Toppert, además de Guerra o el que llegue para sustituirle, el equipo afrontará su regreso a la ACB con ese perímetro.

Chad Toppert, jugador norteamericano con pasaporte alemán, es ya nuevo jugador del CAI Zaragoza y se convierte en el segundo fichaje del verano tras la llegada de Andrés Miso. Cuando todo hacía creer que el siguiente en llegar sería el base Joan Riera, la Dirección Deportiva de la entidad sorprendió ayer con la contratación del alero.

Según informó el propio club, el jugador, nacido en noviembre de 1985 tiene una virtud principal, que "es un gran tirador de media y larga distancia. Ha desarrollado toda su carrera hasta el momento en Estados Unidos. Se inició en el Alburquerque Academy, la localidad donde reside, y se formó en la Universidad de Nuevo México. La pasada campaña jugó en el Alburquerque Thunderbirds de la 'D-League', donde promedió 11 puntos 3 rebotes y una asistencia en 28 minutos de promedio que jugó en los 50 partidos disputados, de donde destaca su 48% en acierto de triples".

La condición de alemán de Toppert puede hacerle coincidir con sus nuevos compañeros David Barlow y Paolo Quinteros en el próximo Mundial de Turquía. Y es que se da la circunstancia de que Toppert se encuentra en la lista de 16 preseleccionados con los que el técnico alemán, Dirk Bauerman, prepara la cita mundialista. Toppert, sin embargo, es nuevo en la convocatoria y conocerá si está en la lista definitiva en las próximas semanas.

Además de anunciar el fichaje del alero por el club aragonés, la entidad también facilitó un comentario del que será su entrenador José Luis Abós. El técnico zaragozano explicó que "es un especialista en el tiro exterior. Prácticamente en toda su carrera sus porcentajes de tiro de tres han estado por encima del 40%, pero eso no quita para que nos pueda ayudar en otras facetas. Ahora él está tirando desde 7,25 que es la distancia de la NBA y con nosotros estará más cerca. He hablado con él y está con muchas ganas de integrarse".

Abós añadió que su experiencia con la selección alemana "le ayudará a integrarse en el baloncesto europeo y todavía sería mejor si finalmente fuese al Mundial". Por último, el entrenador entiende que el "ser especialista facilita su adaptación, tiene mucho avanzado".

Se despejan dudas, se crean otras

Con la llegada de Toppert y si se confirma en las próximas horas el fichaje de Joan Riera, el CAI Zaragoza va tomando forma. Sin embargo, queda por resolver el futuro del alero Roberto Guerra y de su marcha o no depende que el club tenga que contratar a uno o dos jugadores seleccionables más. Eso, obliga de alguna manera a que uno de esos refuerzos nacionales sea interior, con las dificultades que puede encontrar la entidad en hacerse con un pívot español de garantías.

Tampoco está resuelto el asunto del otro extracomunitario, ya que, con Barlow en el equipo, será o un base o un pívot, con lo que la otra pieza clave del proyecto rojillo tendrá que ser comunitario, bien el director de juego o bien el 'cinco' titular.

Etiquetas