Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

RALLY

La soledad de Nani Roma

El piloto español es la única baza que le queda a Mitsubishi para revalidar su corona en coches tras los abandonos del japonés Masuoka y los franceses Alphand y Peterhansel

La hegemonía de Mitsubishi en el Dakar, donde se ha adjudicado los últimos siete títulos en coches, se ve este año seriamente amenazada y la marca japonesa solo cuenta con la baza del piloto español ‘Nani’ Roma para revalidar la corona.

Con el primer Dakar fuera de África en el ecuador de la competición, solo el Mitsubishi Racing Lancer del catalán sigue en carrera, tras los abandonos del japonés Hiroshi Masuoka y de los franceses Luc Alphand y Stéphane Peterhansel.

“Hasta ahora he hecho una carrera súper correcta sin errores, personalmente estoy muy contento”, dijo a Efe Roma, quien añadió que “el coche funciona muy bien”, aunque admitió que aún falta conocer mejor el nuevo vehículo para pulir pequeños detalles.

Problemas mecánicos y la mala suerte se aliaron para dejar a la marca nipona, que este año estrena coche con motor diesel, en esta situación límite. “Llegamos con una tecnología nueva con la que Volkswagen lleva años trabajando. Hay que entender el coche, tenemos un potencial enorme”, enfatizó el piloto.

El primer piloto de Mitsubishi en abandonar fue el Masuoka, vencedor del raid en 2002 y 2003, tras romper la correa de distribución de su automóvil en la primera etapa. El siguiente en caer fue Luc Alphand, obligado a apearse de la carrera después de que su copiloto, Gilles Picard, se sintiera indispuesto durante la sexta etapa, disputada entre San Rafael y Mendoza.

La baja más sonada llegó este viernes, cuando Stéphane Peterhansel, nueve veces ganador del Dakar, no tuvo más remedio que despedirse de la competición.

El coche del francés sufrió un pequeño incendió en el sector izquierdo del propulsor, durante el tramo cronometrado, que aparentemente logró solventar, aunque poco después se quedó tirado de forma definitiva.

Con estos varapalos, el único piloto de Mitsubishi con opciones de luchar por el título es ‘Nani’ Roma. Una misión que se antoja peliaguda para el catalán, que es cuarto en la general a casi media hora del líder, el madrileño Carlos Sainz.

“Voy a seguir igual haciendo mi carrera y cuando tenga mi oportunidad lo daré todo”, apuntó el catalán. “No podemos lamentarnos. Debemos competir, tomamos la mejor decisión, que es estar aquí. Debemos continuar luchando, si hacemos un buen papel mejor o no volveremos el año que viene”, declaró a Efe Dominique Serieys, director deportivo de Mitsubishi.

Las penurias de la marca japonesa contrastan con la alegría que existe en su principal rival, Volkswagen, que copa las tres primeras plazas de la clasificación.

Las próximas etapas en suelo chileno dictarán si ‘Nani’ Roma consigue el “milagro” o si se impone la lógica y Sainz se adjudica el que sería su primer Dakar.

Dos muertos en accidentes

Por otra parte, en el lado no deportivo de la competición, llegan malas noticias desde Chile. Dos personas que no participaban en el Rally Dakar murieron el viernes después de que el camión en el que viajaban colisionara frontalmente con un rodado perteneciente a la caravana del certamen, según informó ayer la prensa local.

El desagradable incidente, que tuvo lugar al norte de Valparaíso, ha elevado a tres el total de fallecidos en la prueba, que tuvó a su primera víctima en Argentina. Allí perdió la vida el piloto francés Pascal Terry, que estuvo dos días y medio sin ser localizado tras perderse.

Etiquetas