Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SELECCIÓN

La Roja vuelve a escena

Después de tres meses de letargo, España recibe hoy a Colombia en un amistoso en el que quiere olvidar las goleadas recibidas en Argentina y Portugal tras ganar el Mundial.

Tras los batacazos sufridos ante Argentina y Portugal, la Federación de Villar evitó que otro rival poderoso pudiera enfrentarse a España en el tradicional partido a beneficio de la AFE. Se habló incluso de Brasil, pero al final se decidió que era preferible no correr más riesgos de desprestigio en la apertura del año. Tras tres meses de letargo, el rival de la Roja será Colombia, una selección de perfil medio-bajo, el amigo a batir en el amistoso de esta noche (21.30, TVE 1) en el Bernabéu.

Un equipo ideal para traer público -debido a la enorme colonia de emigrantes- y recuperar la buena imagen y mejores sensaciones de los campeones del mundo, con nada que ganar y mucho que perder en este tipo de bolos. En este caso, el encuentro tiene un fin muy especial, ya que la recaudación que obtenga el sindicato de jugadores se destinará a dotar de desfibriladores los anticuados estadios que pueblan la Segunda B.

Acostumbrados a ir de sarao en sarao desde que conquistaron el Mundial y a presumir de un sinfín de premios y distinciones, los campeones prometen centrarse en lo que toca. Y lo que corresponde, según el marqués de Del Bosque, es evitar que las últimas derrotas marquen tendencia, concienciarse de que jugar con la selección no es un trámite y preparar los importantes compromisos del mes que viene ante la República Checa y Lituania, con la clasificación para la Eurocopa en juego.

Se presagiaban cambios y oportunidades para jugadores emergentes, como Borja Valero o Cani, aunque ya no son ningunos niños, o de chavales de la sub-21, pero Del Bosque decidió mantener la base del Mundial, salvo el lesionado Puyol, el enfermo Cesc y Javi Martínez y Mata, con quienes Luis Milla cuenta para la luchar este verano por la clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres. Nada de señalar a jugadores, de tomar decisiones que busquen culpables para la opinión pública. Entiende el seleccionador que ninguno de los mundialistas es pasado y por eso insiste en Marchena y compañía.

Un partido para cerrar debates

Del Bosque promete estar «vigilante» y hacer labor de «mentalización». Quiere un buen partido para cerrar cualquier debate y despejar toda incógnita. Ha alertado a sus jugadores sobre el juego correoso de los 'cafeteros', que barrunta similar al de paraguayos y chilenos en el Mundial; y de la motivación extra que para todo adversario supone medirse a la mejor selección del orbe.

Es cierto que el choque llega tras un mes marcado por la Copa, en medio de importantes jornadas de Liga y en puertas del regreso de la 'Champions', pero con España no cabe relajarse. Arriba se perfilan un jugador en racha como Pedro, del que el técnico destacó su progresión geométrica, y un Villa que puede hacer historia en feudo madridista. Si marca, el azulgrana romperá el empate a 44 goles que mantiene con Raúl como máximo artillero de la selección. Más dudoso es el concurso desde el inicio de Fernando Torres, distraído con su reciente fichaje por el Chelsea y su condición de jugador español más caro de la historia. Cazorla, repescado tras su ausencia en Sudáfrica por las secuelas de su operación de espalda, tendrá minutos.

Dirigidos de nuevo por 'Bolillo' Gómez, los colombianos afrontan el encuentro en época de búsqueda de cara a la próxima Copa América que organizará Argentina en verano. En tiempos de cambios, han vuelto la vista a Europa para confeccionar una lista donde sobresalen los 'españoles' Perea y Abel Aguilar. La historia solo recoge un precedente, y bastante lejano: el empate (1-1), registrado en un amistoso celebrado el 2 de julio de 1981 en Bogotá.

Etiquetas