Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CICLISMO

La Quebrantahuesos cambia de aires

La prueba cicloturista, una de las más importantes de Europa, renueva su organización y queda en manos de la empresa Octagon.

Vista de la cicloturista Quebrantahuesos y la enorme expectación que despierta.
La Quebrantahuesos cambia de aires
RAFAEL GOBANTES

La Quebrantahuesos se renueva. La prueba cicloturista más importante de España y una de las referencias de este especialidad en Europa cambia de aires y su organización pasa a depender de la empresa Octagon, un clásico en la puesta en marcha de eventos deportivos. El acuerdo se formalizará este mismo viernes en el Pignatelli, en la sede del Gobierno de Aragón.

Hace ya algún tiempo que la Quebrantahuesos, la QH, buscaba nuevos horizontes. Su impresionante despegue, su expansión, podía complicar su futuro, la prueba corría el peligro de morir de éxito. En la última edición, la clásica -junto a su hermana menor, la Treparriscos- superó los diez mil participantes, en una impresionante manifestación deportiva. Semejante volumen de corredores complicaba de forma muy importante el desarrollo de la prueba.

La carrera se celebra el tercer sábado del mes de junio, con un recorrido de poco más de 200 kilómetros, con salida y llegada en Sabiñánigo. El trazado encadena las ascensiones al Somport, Marie Blanque, Portalet y alto de Hoz.

La QH cumplió el pasado junio veinte años y veintiuna ediciones. Todas bajo la dirección de la Peña Ciclista Edelweiss, creadora e impulsora de una prueba consolidada como una prueba de referencia en el mundo del cicloturismo internacional. No se puede perder de vista que está incluida en la Golden Bike, ese grupo de pruebas que conforman una especia de Copa del Mundo de cicloturismo.

"Queremos que la prueba crezca, que vaya hacia delante", se confesaba Fernando Escartín, presidente de la Peña Edelweiss desde hace un año. "Somos conscientes de la gran cantidad de participantes que se dan cita en la cicloturista y consideramos que era mejor ponerla en manos de profesionales".

Se ha llegado a un acuerdo con Octagon, una garantía en la puesta en marcha de eventos deportivos de primer nivel, que tiene, además, una estrecha vinculación con Aragón. La empresa saca adelante cada año la Baja España-Aragón, una competición capaz de atraer a la Comunidad Aragonesa a los mejores pilotos de raids del mundo; e impulsa también el trial Indoor Ciudad de Zaragoza, que da el banderazo de salida a las actividades deportivas de las fiestas del Pilar y se ha convertido en la primera prueba de la Copa de España.

Enorme volumen

El volumen de participantes genera un buen puñado de complicaciones a la organización: de salida, una criba para recortar las inscripciones. En la última edición, sin ir más lejos, hubo que echar atrás más de la mitad de las solicitudes de los que aspiraban a tomar parte en la Quebrantahuesos. Es una cuestión en la que la organización quería tomar partido: que si alguien se queda fuera un año, pueda correr al siguiente.

Además, es imprescindible mantener unas fluidas relaciones con las autoridades francesas, ya que la prueba pasa al otro lado de los Pirineos y es la Gendarmería la encargada de ocuparse de la prueba cuando discurre por territorio francés. Es algo que ha consolidado el anterior presidente de la Peña y responsable de la prueba Roberto Iglesias.

El acuerdo, de todas formas, de ninguna manera desvincula a la Peña Edelweiss con la QH. De hecho, aporta los voluntarios, imprescindibles para sacar adelante la cicloturista. Miles de personas se implican en el desarrollo de la actividad deportiva y garantizan su correcto funcionamiento. Todos son conscientes de que la organización debe tener en cuenta a los voluntarios, un elemento fundamental, sin cuya presencia, la cicloturista no puede salir adelante.

Etiquetas