Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

La primera opción, el viernes

Los calendarios echan humo y los cálculos son continuos. Es normal. Una ciudad como Zaragoza y una afición tan numerosa y fiel como la del CAI lleva seis temporadas esperando celebrar un ascenso a la ACB, y ese logro está más cerca que nunca. Con cuatro jornadas por disputarse, al equipo que dirige Curro Segura solo le faltan dos triunfos para asegurarse una plaza en la mejor liga de Europa. Pero la fiesta podría producirse incluso antes, este mismo viernes en el pabellón Príncipe Felipe. Para ello, los aragoneses deberían ganar su compromiso ante el Basquetinca.com y el Bruesa perder en su cancha ante el Palma. Sin embargo, y a pesar de que la gloria está muy cerca, los protagonistas prefieren mantener los pies en el suelo y preocuparse de sus partidos, independientemente de cuándo llegue el ansiado ascenso.

Las posibilidades de alcanzar la ACB son tantas que todo el entorno del club zaragozano lleva varias semanas asimilando que por fin se iba a ascender. Los tropiezos de los vascos ante el Villa de Los Barrios y el Melilla, unidos a la excepcional racha de diez triunfos consecutivos de los hombres de Curro Segura han acelerado y acercado las opciones, quizá mucho antes de lo esperado en la propia entidad rojilla.

La primera oportunidad de cerrar con éxito la temporada 2007-2008 se vivirá en apenas cinco días. No es la fecha prevista por casi nadie, pero el sueño podría hacerse realidad y, por tanto, habrá que tenerlo todo previsto por si este llegara. La afición rojilla, desde luego, lo agradecería, ya que se produciría ante sus ojos y no lejos de tierras aragonesas.

Al CAI, y ahí las cuentas no fallan, le bastan dos victorias para asegurar el primer puesto al final de la fase regular. Así, sin pensar en su rival directo, el Bruesa San Sebastián, el líder de la LEB podría garantizarse el título venciendo el viernes al Inca y el domingo siguiente en la cancha de Palma. Esa es la vía directa y sin pensar en los demás.

Pero las circunstancias han querido que las posibilidades de ascenso se amplíen a fechas en las que los de Segura no juegan. Una de las opciones para alcanzar la ACB es que este fin de semana tanto los rojillos como el Bruesa obtengan el mismo resultado, bien sea un triunfo o una derrota. Así, el CAI se quedaría a tiro de una y los vascos no tendrían ya margen de error.

Al disputar la siguiente jornada en días separados (el Bruesa jugará el viernes en Hospitalet porque será retransmitido por Popular TV, mientras los zaragozanos lo harán el domingo en Palma) la alegría definitiva podría llegar a los hogares rojillos en la noche del viernes si los pupilos de Pablo Laso fallaran en la pista catalana. En ese caso, el CAI celebraría el ascenso sin jugar, estando en Zaragoza, y la víspera de viajar a Mallorca.

Calma en el vestuario

Pero todas estas cuentas, aunque los protagonistas las habrán hecho, prefieren dejarlas al margen. Jugadores y técnicos mantendrán su filosofía de ir partido a partido hasta lograr el objetivo. Y en esa línea van las declaraciones que han realizado desde la victoria lograda en Melilla.

El máximo exponente de esta forma de pensar es Curro Segura. El técnico granadino insistió tras el último choque que no importa la jornada en que llegue el ascenso: "Queremos subir y no será importante en qué momento suceda. Lo que realmente queremos es ganar el próximo encuentro y desde ya pensar en Inca".

Los componentes de su equipo no se salen de ese discurso. Así, el mejor en Melilla, el checo Ondrej Starosta asumió que el día en que se logre el objetivo "está muy cerca", pero a la vez añadió que todos los jugadores están "con los pies en el suelo. Todos tenemos la cabeza fría y estamos concentrados para acabar el trabajo de toda una temporada".

Y hoy vuelta al trabajo

La labor más complicada en una semana en la que se puede lograr el anhelado acceso a la ACB es la de mantener al grupo centrado en su próximo compromiso. Pero viendo la trayectoria de Segura, nadie duda que lo logrará desde esta misma mañana cuando el equipo regrese al trabajo.

El viaje a Melilla fue de los pesados, y el cuerpo técnico concedió descanso al grupo tanto la tarde del sábado como todo el día de ayer. Hoy ya será otra cosa, puesto que hay que comenzar a preparar el choque ante el Basquetinca.com.

La calma y la tranquilidad se presentan como las claves para llevar definitivamente este proyecto a buen puerto. Porque el CAI nunca ha tenido tantas y tantas opciones para rematar la faena, pero lo fundamental es amarrar una de ellas y hacer feliz a una ciudad que merece la ACB. Sea la primera opción, la del viernes, o las que vendrán posteriormente.

Etiquetas