Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

NBA

La pareja perfecta

Kobe Bryant y Pau Gasol han aumentado sus prestaciones en los playoff por el título

Los Lakers caminan sin freno hacia la final de la NBA y ya han dado el primer paso ante los Jazz de Utah en las semifinales de la Conferencia Oeste gracias a Kobe Bryant y Pau Gasol, que son aún mejores en los playoff que en la temporada regular. Aunque los Lakers deben potenciar el rebote y equilibrar la superioridad física de los Jazz para no sufrir en la eliminatoria al mejor de siete partidos, la conexión Bryant-Gasol permite soñar al equipo angelino con el anillo, aunque para ello se hace imprescindible volver a ganar el miércoles en el Staples Center, ya que la cancha de Salt Lake City se ha convertido en una de las más difíciles del campeonato.

La gran estrella de los Lakers, que está a la espera de recibir esta semana el primer trofeo MVP de su carrera, volvió a resultar decisivo, con 38 puntos, al igual que Gasol, que no sólo se ganó elogios por su 18 puntos (ocho de ellos en el último minuto y medio) y 10 rebotes, sino también por su defensa, que se considera el gran punto débil del ala-pívot español en la Liga norteamericana. A Gasol siempre se le ha criticado por no ser un jugador duro en defensa, pero contra Utah y, en concreto, con su marcaje a Carlos Boozer, el catalán se encargó de acallar muchas voces.

"No se valora la defensa de Gasol. Es muy alto y consigue que los rivales no hagan buenos tiros", declaró tras la primera victoria ante Utah Lamar Odom, otro jugador que ha crecido esta temporada con la compañía de Gasol. "No sé por qué se cuestiona la dureza de Gasol. Juego duro y tiene mucho más carácter de lo que la gente piensa", añadió el reserva angelino Ronny Turiaf. El caso es que Gasol, pese a sus discretos tres primeros cuartos, provocó que Boozer se fuese al banquillo con seis personales y la estadística del jugador catalán en el partido inaugural de la semifinal del Oeste le permitió colocar su media en los playoffs en 21,4 puntos, 9,2 rebotes y cinco asistencias. En la fase regular con la camiseta púrpura y oro firmó un promedio de 18,8 puntos, 7,8 capturas y 3,5 pases de anotación.

"Pau acaparó un montón de balones importantes para definir el partido. Con su control en el rebote y su dominio en la zona, nos va a ayudar mucho en esta eliminatoria", aventuró el técnico de los Lakers, Phil Jackson. Gasol, sin embargo, restó méritos a su defensa sobre Boozer, que acabó con 15 puntos y 14 rebotes. "Es difícil defenderle, y por ello hay que destacar las ayudas que hicieron los bases del equipo", apuntó el campeón del mundo.

Tampoco Kobe Bryant, a pesar de que ya sabe que se le ha reconocido como el mejor jugador de la temporada regular, entiende de conformismo, y ha conseguido superar sus estadísticas anotadoras y de pases de anotación en las eliminatorias por el título, algo que se presumía complicado. De momento, el escolta americano lleva 34,4 puntos, 5,4 rebotes y 6,4 asistencias de media, después de cerrar su magnífica temporada regular con 28,3 puntos, 6,3 rebotes y 5,4 asistencias. La duda es si Kobe y Pau podrán mantener su nivel en choques más exigentes, cuando esté en juego el título de conferencia y, si se cumplen los pronósticos, también la corona de la NBA en unas final contra los Celtics o contra los Pistons. Tampoco será sencilla la final de conferencia, presumiblemente contra los Hornets, que están a punto de eliminar a los Spurs.

Etiquetas