Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL INTERNACIONAL

La nueva hornada africana

El Mundial servirá de escaparate para decenas de jugadores del continente negro de cara al mercado de fichajes europeo.

Drogba y Eto'o, las dos grandes estrellas africanas.
La nueva hornada africana
AFP

A la sombra de figuras africanas que militan en gigantes europeos como Didier Drogba (Chelsea), Samuel Eto'o (Inter Milán) o Yaya Touré (Barcelona), otros jugadores con experiencia en las principales ligas europeas buscarán confirmarse en el Mundial de Sudáfrica. A pesar de la expectación, los problemas físicos han mermado las posibilidades del continente negro. Drogba está en duda tras una fractura en un amistoso, a una semana del torneo, mientras que otras figuras se cayeron por lesión, como el ghanés Michael Essien o el nigeriano John Obi Mikel.

Desde que el liberiano George Weah ganó el 'Balón de Oro' en 1995 después de triunfar en el Milan, los niños africanos lo tomaron como líder, algo que siguieron a diferente escala Drogba y Eto'o, tanto deportiva como económicamente. Con el transcurrir de los años, África siguió la estela de Sudamérica para convertirse en un segundo granero del mundo a la hora de conseguir materia de primera calidad a bajo costo para alimentar a los clubes más importantes del 'viejo continente'.

Esa inercia brindó una experiencia valiosa a los mejores jugadores africanos y potenció a las selecciones más importantes de la Confederación Africana, que en Sudáfrica contará con seis representantes con numerosas figuras que brillan en la 'Champions' y las principales ligas europeas. De hecho, para la última Copa Africana de Angola, disputada el pasado enero, unos 150 jugadores abandonaron sus equipos para sumarse a sus respectivas selecciones, complicando la tarea de sus entrenadores. Francia es la liga con mayor presencia de africanos y suele pulirlos antes de que den el salto a la Liga o la Premier.

Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria y en menor medida Sudáfrica y Argelia aportarán la magia de sus piedras preciosas pulidas en Europa, donde también hay otras gemas que verán el Mundial por televisión después de que sus selecciones fallaron en las eliminatorias. Los malienses Seydou Keita (Barcelona), Mohamed Sissoko (Juventus), Frederic Kanouté (Sevilla) o el egipcio Mohamed Zidan (Borussia Dortmund) son las principales pérdidas, junto con el ariete togolés Emmanuel Adebayor (Manchester City).

Sin embargo, la sabana sudafricana contará con sus principales figuras. Costa de Marfil es uno de los que más seduce. Yaya Touré, campeón con el Barça, y su hermano Kolo, ex líder del Arsenal y ahora del Manchester City, tienen un alto perfil junto al veloz punta Salomon Kalou, compañero en el Chelsea del líder marfileño Drogba. Didier Zokora (Sevilla) y Gervinho (Lille) son una amenaza de gol permanente y Emmanuel Eboué (Arsenal) siempre brinda seguridad.

En Nigeria, hombres como Joseph Yobo o Victor Obinna pueden poner en problemas a rivales como Argentina, aunque el equipo estará lastrado por la baja de última hora de John Obi Mikel. Camerún ha sido uno de los principales abastecedores, después de sus hazañas en Italia'90, con el legendario delantero Roger Milla a la cabeza. El delantero Pierre Webó, el portero Carlos Kameni y el volante Stephane Mbia son las caras visibles que acompañan a Eto'o en los 'Leones Indomables'.

Ghana parece contar con menos astros a los que agarrarse, aunque cuenta con hombres como Sulley Muntari, ganador de todo este año con el Inter.

Del rendimiento de ellos y muchos otros dependerá la evolución de la apertura del mercado europeo, que ve en África una nueva cantera de diamantes en bruto.

Etiquetas