Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

La Navidad más decisiva

El CAI Zaragoza regresó ayer a los entrenamientos tras un amago de vacaciones que tan solo ha durado dos días y medio. Ahora, los aragoneses afrontan cuatro partidos asequibles en solo dos semanas.

Cabezas y Aguilar, durante un entrenamiento.
La Navidad más decisiva
OLIVER DUCH

El condensado calendario de la ACB también ha comprimido las vacaciones de los jugadores del CAI Zaragoza, que ayer por la mañana recuperaron una rutina que casi no han tenido tiempo de perder. Tan solo dos días y medio después de haber deseado unas felices fiestas a sus compañeros de equipo, Cabezas, Hettsheimeir, Aguilar y compañía volvieron a entrenarse en el Príncipe Felipe para afrontar la Navidad más decisiva.

En solo dos semanas, el CAI jugará cuatro partidos de suma importancia para lograr espantar el fantasma del descenso antes del comienzo -el 22 de enero- de la segunda vuelta de la liga regular. Bizkaia Bilbao Basket, Assignia Manresa, Meridiano Alicante y Lagun Aro BCG serán los jueces de la recta final de este primer tramo de la temporada, en el que el regreso de Cabezas, un calendario más asequible y un equipo confiado tras reencontrarse con la victoria ante el Blancos de Rueda Valladolid hacen confiar en el 'despegue' definitivo del cuadro aragonés.

Con la única novedad del cambio de 'look' del australiano David Barlow, quien además no pudo completar la sesión matinal debido a los últimos síntomas de una gripe que no hace peligrar su participación en el próximo encuentro, los pupilos de José Luis Abós se olvidaron ayer de turrones y mazapanes para centrarse en el Bizkaia Bilbao Basket.

El CAI Zaragoza recibe al conjunto vasco (miércoles 29, a las 21.00) en el Príncipe Felipe, donde se disputará un partido que se antoja decisivo para que los zaragozanos pasen la última hoja del calendario caísta en la zona templada de la clasificación. Frente a los convincentes argumentos del croata Marko Bánic, el americano Aaron Jackson y el internacional español Álex Mumbrú, los rojillos se agarran a sus números en casa. Y es que el conjunto de Abós ha ganado cuatro de los seis partidos que ha jugado en el pabellón zaragozano, que esta temporada solo ha sucumbido ante dos rivales de la talla de Caja Laboral y Unicaja.

Además, un resultado positivo ante la 'triple B' del baloncesto español, un equipo que ocupa la séptima plaza de la tabla (6 partidos ganados y seis perdidos), podría significar despedir el 2010 a tres triunfos de unos puestos de descenso que ahora ocupan el Meridiano Alicante y el CB Granada, con solo tres victorias cada uno.

Con solo un triunfo más se tambalea el Assignia Manresa, primer rival del CAI en 2011 y uno de sus rivales más directos en la lucha por la permanencia. Y es que el nuevo año, que llega con prisa a casa de la ACB, tampoco dará un respiro a un equipo al que, de momento, no parece faltarle el oxígeno. Pocas horas después de tomarse las uvas, los zaragozanos emprenderán el viaje hacia la localidad catalana, donde celebrarán juntos la comida de Año Nuevo y, al día siguiente, jugarán el segundo partido de su periplo navideño.

Una semana después los aragoneses viajarán hasta Alicante, donde el 9 de enero jugarán contra el conjunto que ahora mismo cierra la clasificación de la ACB. Este segundo partido consecutivo contra otro candidato a regresar a la categoría de plata se presenta como la oportunidad idónea para abrir un hueco con la parte baja de la tabla. Una brecha que los aragoneses pueden hacer más profunda frente a uno de los equipos revelación del inicio de temporada, el donostiarra Lagun Aro, que visitará el Príncipe Felipe el 12 de enero. Un mullido colchón que amortigüe los posibles golpes del inicio de la segunda vuelta, en la que el calendario le ha preparado una nueva encerrona al CAI Zaragoza.

Etiquetas