Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

La máquina de Ivanovic

El próximo rival del CAI es el actual campeón de la ACB, ya es el más valorado este año y se ha repuesto de la marcha de Splitter.

El alero Fernando San Emeterio se eleva sobre el aro rival en un encuentro de Euroliga.
La máquina de Ivanovic
EFE

El CAI Zaragoza tiene ante si este domingo una de las pruebas más exigentes que se pueda encontrar a lo largo de la temporada. Los de Abós reciben en el Príncipe Felipe al actual campeón de liga, a un Caja Labora que, por el momento, no ha notado en exceso la marcha de su gran estrella Tiago Splitter a la NBA y cuya plantilla ya es la más valorada esta campaña, es colíder junto al Regal Barcelona y el Real Madrid y aspira, como cada ejercicio, a sumar títulos y trofeos para sus vitrinas. La clave del éxito baskonista reside en una máquina bien engrasada que lidera el técnico Dusko Ivanovic.

 

Paso adelante de hombres como San Emeterio y Barac

La incógnita sobre el rendimiento del Caja Laboral sin Splitter se va resolviendo poco a poco. Es verdad que el equipo no tiene ese claro referente interior, pero al efectividad del equipo se mantiene gracias, especialmente, al paso adelante dado por jugadores como Fernando San Emeterio o Stanko Barac. Los Marcelinho Huertas o Mirza Teletovic siguen jugando a un alto nivel, pero los 'secundarios' han aceptado de buen grado el papel protagonista. Así, San Emeterio, que ya decidió la final de la liga pasada, se ha multiplicado para ser el jugador más valorado del equipo, mientras que Barac se ha convertido en el 'cinco' titular y aunque sus minutos no son excesivos es el máximo reboteador.

 

Fichajes estrella, de futuro y calidad a raudales

La habilidad del club vitoriano para fichar les ha llevado este verano a contratar desde estrellas consagradas como el americano Marcus Haislip (que reaparecerá en liga en Zaragoza) o el escolta David Logan. Pero, además, los vascos se han hecho con los servicios de jugadores prometedores y con mucho futuro. Ese es el caso de Nemanja Bjelica (22 años procedente del Estrella Roja) o de Dejan Musli (19 años), quienes por el momento son actores de reparto, pero que garantizan la calidad en el Caja Laboral para muchas temporadas más. Además, en sus filas siguen hombres del nivel de Pau Ribas o Brad Oleson que en cualquier momento o partido pueden aparecer y decidir la contienda.

Líder en muchos apartados estadísticos

El arranque de liga del Caja Laboral, salvo el tropiezo en la pista del Unicaja, está siendo brillante. Son colíderes y no sólo forman el equipo más valorado de la liga (96,6 puntos por encuentro) sino que lideran otros muchos apartados estadísticos: son el mejor ataque (83,1 puntos por encuentro), el que más mates logra (3 de media), el que mejor porcentaje en triples tiene (44,1%) y el conjunto que menos pérdidas acumula (12 de promedio), y además son los segundos en asistencias y rebotes defensivos. Casi nada.

Un técnico 'autoritario' pero efectivo

Una de las claves del éxito está en el banquillo, en el montenegrino Dusko Ivanovic, un técnico con fama de autoritario y excesivamente rígido, pero que ha ganado todo en España, Francia y Suiza. Salvo dos campañas en el Barcelona, el entrenador ha estado ligado desde hace diez años al club baskonista y tiene la plena confianza de su presidente Josean Querejeta. La disciplina que transmite el técnico puede no agradar en exceso a sus pupilos pero da sus resultados. Ivanovic es un ganador nato y sus equipos así se muestran sobre el parquet. Y el que no lo sea mal va con el balcánico.

También da la talla en Europa

Con una plantilla algo más 'justita' que en otras campañas había dudas del rendimiento en todas las competiciones. Pero el Caja Laboral no solo ha empezado bien la ACB sino que está dando la talla en la Euroliga. A pesar de medirse con clásicos del baloncesto europeo como el Maccabi, el Zalgiris, el Partizán o el Khimki, los vascos lideran su grupo y aspiran un año más a plantarse en las rondas definitivas del torneo europeo. No en vano el próximo rival rojillo ya es un 'grande' en Europa.

Etiquetas