Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA 78 - 60 BREOGÁN

La lucha merece el perdón

Un CAI intenso y motivado supera con holgura al Breogán y se reconcilia con sus seguidores. El equipo sigue invicto en casa gracias al resurgir de Quinteros y DP, y a la mejora en el trabajo interior.

La lucha merece el perdón
La lucha merece el perdón
ESTHER CASAS

No bastaba con vencer al Breogán para que el CAI obtuviera el perdón de los suyos. Había que entregarse en la cancha, pelear cada balón, mostrar esa agresividad e intensidad que faltó hace una semana y dejar muy claro que la apatía y la dejadez fueron males de un solo día. Y así fue. El conjunto aragonés derrotó con holgura al Leche Río Breogán tras un choque en el que jugó muy motivado (más que otras veces) y en el que se vivió el resurgir del francotirador Quinteros y de un Phillip especialmente y sorprendentemente reboteador. Casi como nunca. Con esa garra colectiva se ahogó al rival y los de Abós recibieron el perdón de una grada que todavía no ha visto perder a los rojillos esta temporada. El fortín sigue impoluto.

Había cierto miedo al comportamiento de inicio de un equipo tan dolido como el CAI tras el fiasco de Tarragona. Y los nervios son difíciles de esconder, pero desaparecen cuando un ‘crack’ de la talla de Paolo Quinteros saca a relucir su enorme calidad desde el perímetro. Solo él podía frenar esos silbiditos que se escucharon en la presentación y tras las tres primeras canastas fáciles del Breogán: dos mates y una bandeja. Esa circunstancia es la que obligó a Abós a sentar a un despistado Elonu y sacar a un luchador Kiefer. Y es que una vez más el rival, con dos robustos pívots como Coleman y Adrien, hacía lo que quería con los rojillos por dentro.

Gracias a la presencia del estadounidense en la pintura y a la velocidad que trató de imprimir el conjunto local se obtuvieron las primeras ventajas, que un inspiradísimo Paolo mantenía. Porque si no anotaba de fuera, asistía a Barlow que aprovechaba los espacios generados por el argentino.

A pesar de todo, el CAI_no jugaba tranquilo, faltaba claridad, y a superar ese problema tampoco contribuían dos colegiados malos, malos que se equivocaban una vez tras otra. Menos mal que anoche volvió a resurgir el gran Quinteros. Si en el primer parcial sus triples tranquilizaban al personal, su arranque del segundo fue espectacular para llevar la renta aragonesa a los once puntos.

Pero hacía falta más, ya que los gallegos poseían hombres de calidad, como Betinho, que sacaban provecho de muchas de sus posesiones. En ese afán de ir a más, apareció o, mejor dicho, reapareció Roberto Guerra. Aunque se le vio que no estaba al cien por cien, con algo de miedo por la lesión en su rodilla, el canario salió muy motivado, luchó cada balón, forzó faltas, reboteó y de su mano, de la mayor contundencia de Elonu y del francotirador argentino, el CAI_se escapó ya definitivamente en el electrónico. Lástima que Guerra no pudo seguir con su actuación ya que volvió a dañarse la articulación. Mala cosa, aunque hoy se conocerá el verdadero alcance de la lesión.

No era noche de relajaciones, bastantes hubo en Tarragona. Y por eso los de Abós también salieron agresivos tras el descanso. Entonces, el que brilló con luz propia fue un Darren Phillip mucho más generoso en la lucha por el rebote que en otras ocasiones (acabó con 13). De sus manos salieron los puntos de la tranquilidad. Esos que llegan cuando el rival pone una incómoda defensa y el británico anota desde el poste alto o cuando los gallegos se mostraron especialmente agresivos en su retaguardia.

Rápidamente 22 arriba y todo visto para sentencia. Pero la sentencia ya la había hecho pública el respetable. Las ovaciones a cada jugador que peleaba y luchaba un balón hasta el final era el síntoma inequívoco de que el perdón estaba concedido.

Fiesta, vuelta a los cánticos acerca de la ACB, reconocimientos a los mejores, apoyo a los menos habituales y el desastre de hace siete días que queda en una mala pesadilla. Por lo menos de momento. Porque el Príncipe Felipe sigue siendo un fortín inexpugnable, pero ahora toca jugar fuera.

 

Ficha

Resultado: CAI ZARAGOZA 78 - 60 BREOGÁN

Parciales: 23-16 / 18-13 / 17-11 / _20-20 / 78-60

Árbitros: Pla y Zamora. No hubo eliminados por cinco faltas personales.

Incidencias: Encuentro de la 19ª jornada de la Liga Adecco LEB Oro, disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante unos 7.500 espectadores.


Etiquetas