Despliega el menú
Deportes

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

REAL ZARAGOZA

La liga de la salvación

El próximo tramo de 8 partidos dictará las opciones del Real Zaragoza en la pelea por la permanencia. El equipo se exige una reacción ante un calendario de apariencia favorable.

El Real Zaragoza de los 9 puntos en 15 jornadas llega al momento crítico de la temporada. En los próximos ocho partidos, se abre un tramo del calendario de apariencia definitiva para las aspiraciones de salvación del equipo, con una secuencia de jornadas en las que se hace imprescindible impulsar una reacción verdadera de resultados. Javier Aguirre ha consumido cuatro partidos a bordo del Real Zaragoza. Suficientes para descubrir las miserias de talento del grupo y advertir sus necesidades deportivas. Tras este aterrizaje, el equipo apenas ha manifestado estímulo alguno. Sigue con la piel pálida y el pulso entrecortado. Pero el calendario, con dos poderosas visitas a La Romareda con forma de Villarreal y Real Madrid, ha desvirtuado en parte el acople de Aguirre. Aquellos eran dos partidos con signo de derrota y así lo fueron. Lejos de su estadio, empató en Getafe, con apenas cuatro días de entrenamientos, e igualó en Almería. Con Villarreal y Real Madrid alternados en casa, las opciones de coger aire eran ínfimas.

Ahora, en cambio, el calendario se acolcha. Se vuelve cómodo y favorable gracias a una cadena de ocho partidos ante rivales de perfil accesible, casi todos clasificados en la mitad inferior de la tabla. Lo dijo Aguirre tras la pronosticada derrota ante el Real Madrid: "Ahora comienza nuestra Liga". Todas las esperanzas del Vasco están depositadas en este tramo. Si el Zaragoza quiere vivir en Primera, debe responder en este pañuelo de partidos: 24 puntos posibles, de los que el equipo de Aguirre debe sumar bastantes, si no casi todos, una buena parte. Así lo obliga el penoso rédito adquirido hasta ahora: 9 puntos. Tras jugar ante Osasuna el domingo, enero se anuncia como el mes vital. Real Sociedad (casa), Espanyol (fuera), Levante (casa), Deportivo (casa) y Málaga (fuera) se suceden en un encadenado de partidos capitales. Para la primera mitad de febrero, antes de recibir al Atlético de Madrid y visitar al Sporting, quedan los enfrentamientos contra el Racing (casa) y el Hércules (fuera), otros dos partidos ante rivales de la misma 'liga' que el Real Zaragoza.

Osasuna y el aire comprimido del Reyno de Navarra abren el próximo domingo esta serie en la que el Zaragoza se juega la vida. Aguirre retorna a Pamplona con el peso de una victoria obligada que permita reposar en Navidad, coger fuerzas, aire y futbolistas en el mercado, y afrontar el mes de enero con los dos pies metidos en la pelea por la salvación. Osasuna camina por la Liga con paso irregular a causa de su pobre nivel lejos de su estadio. De sus 16 puntos, 14 los ha recolectado en el Reyno de Navarra, dato que no debe descuidar el Real Zaragoza.

Tras la pausa de Navidad, nacerá un mes de enero que se antoja clave en la necesaria reacción de los de Javier Aguirre, con cinco partidos, tres de apariencia accesible en La Romareda, y dos fuera. El 2 o el 3 de enero visitará Zaragoza la Real Sociedad, equipo recién ascendido que se ha despojado de cualquier timidez en su regreso a Primera. Entrenados por Martín Lasarte, ocupan la zona tranquila de la clasificación actualmente con 22 puntos. Este partido debe quebrar la mala impresión que ha dejado el Zaragoza en su estadio hasta el momento. La Romareda es una fuga permanente de puntos y todas las opciones de permanencia pasan por corregir el rendimiento como local.

Tras medirse a la Real Sociedad, el Zaragoza acudirá a Cornellá-El Prat para enfrentarse al adversario de mayor tamaño de este tramo de ocho partidos según ordena la clasificación actual: el Espanyol. Conjugando valentía, gusto ofensivo y confianza en la cantera, Mauricio Pochettino ha armado el equipo revelación de la temporada. Su contestación es indiscutible, y se apoya en un impecable rendimiento como local. A expensas de que el Barcelona lo visite la próxima jornada, el Espanyol ha firmado un pleno de victorias en los siete partidos jugados hasta ahora en casa. Todo se traduce en un boleto en la pelea por la Liga de Campeones. Este será el principal obstáculo del Zaragoza antes de encarar dos partidos consecutivos en La Romareda, los que marcan el paso de ecuador del calendario. El Zaragoza recibirá primero al Levante, uno de los equipo en pugna por eludir el descenso (marcha 16º con 15 puntos) y, una jornada después, al Deportivo de La Coruña, en el primer partido de la segunda vuelta. El Deportivo estaba hace seis jornadas casi a la misma baja altura que el Real Zaragoza pero el titanio de cinco defensas con el que ha reordenado Lotina a los coruñeses ha inspirado una reacción que lo ha dejado en una zona templada, 13º con 17 puntos. Estos dos partidos consecutivos en casa tampoco los debería desaprovechar el Real Zaragoza si desea meter oxígeno en sus pulmones.

Los tres últimos encuentros de este calendario de la salvación conducirán al Zaragoza a otros tres partidos de naturaleza accesible en el arranque de la segunda vuelta: visitando al Málaga, ahora en posiciones de descenso, recibiendo en casa al Racing de Santander, otro de los clubes que intentan despegarse de la zona baja de la clasificación, y enfrentándose en el Rico Pérez al Hércules, duodécimo en la tabla con 18 puntos.

Esta es la hoja de ruta. El camino de la supervivencia. Si el Zaragoza no saca al menos 15-16 puntos en este tramo, ya con la ayuda de los refuerzos invernales, su permanencia entrará en el terreno de los milagros.

Etiquetas