Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA DIVISIÓN

La Liga, para el mejor

El Barça conquistó su vigésimo título liguero batiendo el récord histórico de puntuación, con 99 puntos. Miles de personas celebraron el éxito en el Camp Nou y después en las calles de la Ciudad Condal.

Los jugadores celebran la consecución del título
La Liga, para el Mejor
EFE

El Barcelona consiguió revalidar el título de campeón de Liga gracias a la contundente victoria ante el Valladolid (4-0), un triunfo que significó acabar la temporada con 99 puntos, récord histórico, y con un título que permitirá a este grupo continuar haciendo historia. Además, el conjunto catalán adornó el éxito con la consecución del Zamora por parte de Víctor Valdés y el Pichichi por Leo Messi.

Sin duda, ha sido la Liga más competida de la historia. Los 99 puntos de los blaugrana son debidos al gran juego que han desplegado, a la intensidad y trabajo desplegado por Josep Guardiola en su segundo y fructífero año en el banquillo. Pero, también, contribuyó a ello que el Real Madrid no haya dado por perdida el título hasta el final, una persecución implacable.

Los jugadores del Barcelona, acompañados por el cuerpo técnico, celebraron el título de Liga minutos después del término del partido, con una fiesta en el mismo Camp Nou que tuvo como protagonistas a los jugadores, fuegos artificiales, grupos de música y un gran despliegue de luces blaugranas y con los colores de la ‘Senyera’, bandera catalana.

Las actuaciones de Obrint Pas, la Elctrica Dharma y el Cor Jove del Orfeó Catal, con camisetas del Barça, fueron el prólogo a una fiesta a la que los jugadores acudieron de uno en uno, saliendo al centro del campo -donde esperaba una gran pancarta con el lema ‘Campions 09-10’, con una ráfaga de fuegos artificiales cada vez que Manel Vich, el ‘speaker’ del Camp Nou, cantaba sus nombres.

Uno tras otro, todos se llevaron la ovación de los más de 98.000 espectadores que llenaron hasta la bandera el Camp Nou. Preparados para la ocasión, los jugadores azulgrana saltaron al campo con unas camisetas en las que se podía leer ‘No piensas en una temporada, piensas en la historia’.

Los capitanes (Valdés, Iniesta, Xavi y Puyol) fueron los últimos en recibir la ovación, justo antes de que Josep Guardiola, precedido por su segundo Tito Vilanova y el entrenador de porteros, Juan Carlos Unzué, hiciera acto de presencia. Al son de ‘We are the Champions’, Puyol cogió el micrófono para proclamar: “Nos han atacado por todas bandas, pero no han podido con nosotros. Somos campeones porque hemos sido los mejores. ¡Visca el Barça, y visca Catalunya!”.

Guardiola, feliz pero a la vez serio, agradeció a Joan Laporta sus siete años de mandato, entre una mayoría de aplausos. “Gracias por venir a cada partido y estar con nosotros. Gracias a estos jugadores que valen un imperio y son irrepetibles, creedme. Hacen nuestro trabajo muy sencillo. Gracias, os debemos una. El sábado que viene teníamos que estar en un sitio y no lo conseguimos, os debemos una porque estos no fallan”, espetó en referencia a la final de Liga de Campeones del Santiago Bernabéu.

Por su parte, Xavi reiteró el discurso de Puyol y añadió: “Este equipo es el mejor del mundo. Como dice el presidente, ‘Que n’aprenguin!’ (Que aprendan!)”. Valdés, ‘Zamora’ de esta Liga, se mostró “orgulloso” del equipo y feliz por ganar la Liga al Real Madrid. “Os debemos una, y esperamos que el año que viene en Wembley podamos celebrar otra ‘Champions’ todos juntos”, manifestó.

Iniesta, que ayer volvió a jugar unos minutos, dedicó la Liga a la afición. “Gracias a vosotros he podido superar momentos muy complicados”, espetó muy emocionado, tanto que tuvo que detener su discurso.

Messi se quitó la timidez de encima y estuvo bromista. “Este año no voy a decir nada raro”, avanzó, pero no lo cumplió al ‘soltar’ un “Viva Argentina”.

Piqué, alma del vestuario y que fue frenado por Puyol, acabó cogiendo el micro. “La volvemos a tener aquí. Había mucha gente que nos tenía ganas o que le fastidia que la tengamos, pero vuelve a estar aquí. Felicidades porque vosotros también sois campeones. Me gustaría que recordarais esto porque es historia. Disfrutadlo”, reivindicó.

Márquez, en un discurso que sonó a despedida, se arrancó con el catalán, mientras que un ‘Ibra’ aclamado por el público lo intentó pero acabó tirando del recurso del italiano. Milito, en la temporada de su regreso tras la grave lesión, destacó “el gran grupo de personas” que forma el Barcelona.

También sonaron a adiós las palabras de Henry. “Ganar un título así no es fácil, ganar con 99 puntos no lo he visto nunca y gracias por vuestro apoyo. Ser del Barça es algo muy especial”, aseguró. Alves, uno de los últimos, se sumó a la fiesta recordando que había sido “un año muy duro”. “Con trabajo y esfuerzo, hemos conseguido de nuevo ganar. Visca el Barça y visca la madre que os parió!”, chilló eufórico.

“Un mensaje para mi mujer, trae chaquetas que las niñas tienen frío”, señaló un bromista Eric Abidal, anfitrión de la última comida de grupo, en la que se convencieron para ganar esta Liga, y que fue una de las últimas intervenciones de los jugadores en una fiesta, cerrada por Manel Estiarte, encargado de Relaciones Externas del club.

Posteriormente, la fiesta se trasladó a las calles de la Ciudad Condal. Más de 30.000 personas se reunieron anoche en el centro, en las Ramblas, Canaletas y la plaza de Catalunya, para celebrar la victoria del Barcelona en el torneo de la regularidad.

Excelencia del colectivo

La vigésima Liga del Barcelona, no solo ha sido la más exigente de la historia, sino que ha permitido al equipo azulgrana lograr un trío de éxitos que nunca había conseguido: ganar el campeonato y adornarlo con el máximo goleador (Messi, 34) y el portero menos goleado (Valdés, 24).

Lionel Messi ha logrado además del Pichichi de la Liga española la ‘Bota de Oro’ como máximo goleador de las Ligas europeas con sus 34 goles en la Liga, aunque al final ha obtenido 47 tantos en toda la temporada.

Desde 1988, cuando el Real Madrid ganó la Liga, Hugo Sánchez (29 goles) el Pichichi y Paco Buyo (23 goles recibidos) el Zamora, ningún equipo había logrado reunir los tres ‘títulos’ en una sola temporada.

Tampoco el Barcelona lo había logrado nunca, pese a acumular a lo largo de su historia 20 Ligas, 11 trofeos Pichichi y 17 premios Zamora. Precisamente el trofeo que distingue a Valdés esta temporada permite al Barça igualar en premios Zamora con el Real Madrid a lo largo de la historia, con 17 cada uno.

Solo tres clubes a lo largo de la historia de la Liga habían conseguido ganar el campeonato además del Pichichi y el Zamora: el Athletic, el Valencia y el Real Madrid, este último en cinco ocasiones.

Etiquetas