Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MANN FILTER

La historia está en Grecia

El Mann Filter busca hoy ante el Athinaikos una victoria que le dé el pase a semifinales.

La historia ya se cobró una deuda con el pase a cuartos de final, pero las chicas del Mann Filter quieren más. Ahora el reto son las semifinales y seguir agrandando los méritos de un equipo que está paseando el nombre de Zaragoza y Aragón por tierras europeas. El Mann Filter viajó a Byron, un pequeño enclave de las afueras del sur de Atenas, donde se mide al Sony Athinaikos a partir de las 20. 30 hora local, 19.30 en la península ibérica, en los cuartos de final de la Eurocup Women. Llega, de este modo, el día que tanto se ha estado esperando en el conjunto zaragozano.

Será el partido de vuelta de una eliminatoria muy igualada, y viajan las chicas de Víctor Lapeña, con la mentalidad del triunfo, sabedoras de que ya tienen conseguido el hito histórico. Pero el reto son las semifinales. Con una victoria estará logrado, aunque nada más sea por un punto, dado que en Zaragoza el partido terminó en tablas, con empate a 53 puntos (esta competición contempla las igualadas en el baloncesto).

El equipo zaragozano, que viaja al completo, sin ningún tipo de lesiones y con la moral por las nubes fruto de una extraordinaria temporada, es consciente de que van a encontrar un ambiente adverso, ya que el pabellón de juego, el Ergani Address, llenará todas las localidades.

Para Víctor Lapeña este pequeño pabellón, de capacidad para medio centenar de espectadores, no espera influya sobremanera: «Nos da igual el ambiente que nos encontremos, nada puede con la fuerza del grupo y en esto somos los primeros. Zaragoza se lo merece».

Y referente al rival y la eliminatoria piensa que, «después de disputar el partido de ida es cuando creemos, más que nunca, en poder pasar a semifinales. Somos conscientes de que lo hecho hasta el momento es histórico, pero somos un grupo muy competitivo y queremos todavía más».

 

Gran rival

El conjunto griego del Sony Athenaikos es campeón de Liga y Copa de Grecia, más campeón la temporada pasada de la Eurocup. Es por lo tanto un hueso duro de roer, con gran nivel europeo. Se vio en el partido de ida en Zaragoza que es un equipo veterano y experto, que controla el partido con serenidad, desde la banda con Ioannis Ktistakis, y en la pista con el bloque de jugadoras base en el equipo nacional de Grecia, teniendo como estrella a Dimitra Kalentzou, dirigiendo al equipo, las aleros Sotiriou y Chatzinikolau.

A ellas hay que sumar además figuras internacionales como la pívot americana y campeona olímpica, Ruth Riley, la alero internacional montenegrina Anna Baletic, ex Mann Filter, y la pívot internacional bielorrusa, Marina Kress. Un elenco de lujo, un enemigo considerable al que si tumba esta tarde el Mann Filter será el último testigo de la escalada del equipo zaragozano en su sueño europeo.

Etiquetas