Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ALPINISMO

La gloria en siete cimas

El Grupo Militar de Alta Montaña de Jaca deja su huella en el pico más alto de cada continente, más las dos zonas polares.

La expedición del GMAM, en la Pirámide de Carstensz en Indonesia.
La gloria en siete cimas
GMAM

Si los grandes retos del montañismo mundial empiezan por subir al Everest, y coronar las 14 cumbres más altas de la tierra (los catorce 'ochomiles'), el subir a la cima culminante de cada uno de los cinco continentes, más las dos zonas polares (Seven Summits), constituye otro gran proyecto y de gran renombre en el alpinismo mundial. El pasado día 18, a las 06.00 hora de España, el Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM) alcanzaba la gloria deportiva. Con la ascensión a la Pirámide de Carstensz (4.884 metros) en Indonesia, consiguió el objetivo de culminar los picos más elevados de los siete continentes -si se divide América en dos, Sudamérica y Norteamérica más el Ártico-. Al mismo tiempo, el coronel Alfonso Juez Reoyo, se convertía en el primer militar en lograr este ambicioso reto, y en uno de los pocos alpinistas españoles que lo han conseguido. El Grupo Militar de Alta Montaña, es una de las pocas instituciones en el mundo que ha completado esta hazaña (8 cimas con la versión Kosciusko), además de otros importantes logros de especial relevancia, como la consecución de los tres polos (Everest, Polo Sur y Polo Norte).

 

La idea de ascender las siete cumbres fue por primera vez publicada por el americano Dick Bass. En su libro 'Seven Summits' describió sus ascensiones a estas impresionantes montañas, aunque él conquistó el Kosciuszko, la cumbre australiana, en vez de la mucho más difícil y alta Pirámide de Carstensz. El canadiense Pat Morrow, posteriormente en 1986, fue el primero en completar la ascensión a las cumbres más altas de cada continente, en la versión más comúnmente aceptada en la actualidad, estableciéndose una discusión que todavía perdura; meses después lo hizo el alpinista Reinhold Messner y, desde entonces, son muchos los montañeros y aventureros que desean imitarlos y lograr este reto de enormes dimensiones.

 

El pasado 6 de octubre arrancó la última aventura del GMAM de Jaca a la Pirámide de Carstensz (que recibe el nombre del explorador holandés Jan Carstensz, quien fue el primero en avistar los glaciares en la cima de la montaña, en 1623). La cima que ha llevado a la institución a la gloria.

Etiquetas