Deportes

FÓRMULA 1

La FIA perdona a Renault pero sanciona a Briatore de por vida

Flavio Briatore no va a poder organizar campeonatos, dirigir equipos, representar pilotos ni acceder a ninguna de las áreas que estén bajo jurisdicción de la Federación Internacional Automovilística por haber sido cómplice del accidente que sufrió Nelson Piquet Jr. en el Gran Premio de Singapur del año 2008 y dio la victoria a Fernando Alonso. La escudería Renault va a estar a prueba hasta el año 2011.

Flavio Briatore
La FIA perdona a Renault pero sanciona a Briatore de por vida
AFP

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha decidido sancionar a Flavio Briatore, ex director deportivo de Renault, de por vida para ejercer sus funciones en el 'gran circo' mientras que la escudería francesa estará a prueba los dos próximos años.

El italiano ha recibido el castigo más severo posible por parte del Consejo Mundial, reunido en París, por su implicación en el accidente que sufrió Nelson Piquet Jr. el pasado año en el Gran Premio de Singapur, que facilitó a Fernando Alonso su primera victoria del año.

Briatore, que presentó su dimisión el pasado miércoles, no podrá "organizar campeonatos, dirigir equipos o representar pilotos" durante un periodo de tiempo "ilimitado". El italiano no podrá acceder a "ningún área bajo jurisdicción de la FIA".

Además, la FIA no renovará la superlicencia a ningún piloto que esté representado por Briatore, por lo que el veterano Mark Webber debe ir cambiando de mánager.

La Federación Internacional justifica la "severidad" de esta pena porque cree que el italiano "fue cómplice" y porque "continuó negando su implicación pese a todas las evidencias", indica el comunicado del organismo.

Por otra parte, la FIA afirma que debería sancionar de por vida a la escudería, pero hay una serie de atenuantes por lo que se limita a poner a prueba al equipo hasta 2011 y en el caso de que comentan alguna infracción serán sancionados con dos años de suspensión.

Renault admitió la conspiración

Renault admitió "haber conspirado con su piloto Nelson Piquet Jr. para provocar un accidente deliberado en el Gran Premio de Singapur 2008". La marca del rombo ha afirmado haber realizado una investigación interna que demostró que Briatore, Pat Symonds y Piquet conspiraron para causar el accidente y no hubo ningún otro miembro del equipo implicado. La investigación propia de la FIA llegó a las mismas conclusiones.

Ante el Consejo Mundial, la escudería francesa ha admitido "haber cometido las ofensas", "cooperó completamente con la investigación", se ha encargado de la salida del equipo de Briatore y Symonds, se han disculpado por el "daño causado por estas acciones" al deporte, aceptaron pagar las costas de la investigación y se implicarán más en los proyectos de seguridad del organismo, circunstancias que ejercieron como atenuantes.

La FIA ha dictaminado igualmente que Renault había "comprometido la integridad del deporte" y que "había puesto en peligro las vidas de los espectadores, oficiales, otros pilotos y el propio Nelson Piquet Jr".

Así, "el Consejo Mundial considera que la severidad de la ofensa se merece la descalificación permanente del Mundial", sin embargo, "ha decidido suspender la sanción hasta el final de la temporada 2011" aunque la activará si Renault "es culpable de otra pena de este tipo en este periodo".

Además, el jefe de ingeniería Pat Symonds ha sido castigado con cinco años de suspensión, y los pilotos Fernando Alonso y Nelson Piquet Jr, liberados de cualquier castigo.

Symonds ha recibido un castigo menor al de Briatore por haber admitido haber tomado parte en la conspiración y haber afirmado ante el Consejo Mundial que ese hecho será "su pesar y vergüenza eternos".

'Nelsinho', en cambio, ha recibido "inmunidad" por haber destapado el escándalo y la FIA le ha agradecido su colaboración, al tiempo que también se le ha agradecido la cooperación de Alonso, del que ah recalcado que "no estuvo implicado de ninguna manera" en la infracción de Renault.

El pasado mes de abril la FIA también ha sancionado con tres carreras de suspensión a McLaren-Mercedes por mentir a los comisarios de carrera durante el Gran Premio de Australia, pero la escudería de Woking tampoco tuvo que cumplir dicho castigo y todo quedó en advertencia.

 

Además, en 2007, la escudería de Woking perdió todos sus puntos en el Mundial de Constructores por su implicación en el espionaje a Ferrari y tuvo que pagar una sanción de 100 millones de dólares.

Etiquetas