Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

La difícil caza del seleccionable

El CAI comienza con las dificultades propias del mercado su búsqueda de jugadores españoles, primera piedra del proyecto ACB.

Aún no ha concluido la temporada de la Liga ACB. Ni siquiera se conoce qué otro equipo acompaña al CAI en el ascenso de categoría. Pero los responsables deportivos del club aragonés ya están manos a la obra. No tienen otra opción, ya que la confección de la plantilla que jugará en la elite la próxima campaña no va a ser nada fácil. Para empezar, hay que conseguir un mínimo de cuatro seleccionables y los primeros nombres de la lista se presentan como imposibles dadas las condiciones del mercado.

Ese grupo de jugadores "españoles" será la piedra angular de la plantilla, quizá no para el funcionamiento del equipo pero sí para la confección del plantel y de futuros fichajes. La obligatoriedad de tener a cuatro jugadores de los llamados seleccionables, o cinco si la plantilla la componen doce hombres, condiciona "mucho no, muchísimo" decía Curro Segura hace unas fechas. Y en esa labor se encuentran sumergidos los técnicos, quienes se van de vacaciones "a medias, ya que hay muchos torneos veraniegos, la final a cuatro de Cáceres… en los que ver jugadores", añadió Segura.

Pero la situación no es demasiado esperanzadora. Desde hace tiempo tanto el entrenador como el director general y el presidente manejan una lista con jugadores seleccionables que podrían interesar. Pues bien, los primeros de esa relación son totalmente inaccesibles para el club rojillo. Bien porque tienen contrato, bien porque sus demandas son excesivas o bien porque prefieren recalar en conjuntos con metas más altas. Así, nombres como los del base Víctor Sada, los aleros Fernando San Emeterio o Sergi Vidal y el pívot Eduardo Hernández-Sonseca interesan a media liga, incluido el CAI. Sin embargo, la entidad zaragozana no puede competir con clubes grandes de la ACB que se han interesado por ellos.

Lo único que tiene claro el cuadro zaragozano es que se queda con varios hombres de la actual plantilla y que Matías Lescano podría ocupar esa plaza de "nacional" si completa todos los trámites que ha comenzado para ello. Sin embargo, parece que ese proceso podría prolongarse y ni siquiera la condición de seleccionable de Lescano parece segura. Es más, parece poco probable.

De esta manera, los cuatro o cinco seleccionables están por decidir. Parece seguro que el tercer base será uno de ellos, por lo que la figura de Quino Colom toma fuerza puesto que tiene contrato en vigor con el CAI tras su cesión al Hospitalet. Será él o alguien parecido. Algunas menos opciones tiene un Iván García que, de seguir, ocuparía el puesto de quinto pívot, aunque dados los reveses que está dando el mercado a los rojillos su candidatura a ocupar plaza en esa plantilla de once o doce jugadores gana cierta fuerza.

El camino parece que será largo y difícil y, además, no ha comenzado con demasiado buen pie. No por los responsables rojillos sino por enfrentarse a un mercado "reducido y caro", ya anunció Segura, y con rivales mucho más poderosos a la hora de fichar y de convencer a los jugadores. Un ejemplo claro es el del escolta Rafa Martínez, quien estuvo en LEB con el Ricoh Manresa hace dos campañas. Este año ha completado una temporada tan espectacular que este verano se lo están rifando los grandes de la Liga, con muchos boletos para el Real Madrid. Algo parecido ocurre con un pívot como Juanjo Triguero, un jugador joven y muy interesante para esta competición. Sin embargo, parece que en escasas fechas firmará por un club de los importantes en la ACB.

Otro cantar será la adquisición de dos buenos extracomunitarios. En ese aspecto, los rectores rojillos no están preocupados puesto que ese mercado es mucho más amplio. El problema es que aún no se sabe que posición ocuparán, puesto que todo dependerá de los nacionales que se puedan contratar.

Demasiadas incógnitas por despejar y pocas buenas noticias en este inicio del periodo en el que los contactos y las negociaciones son continuas.

Etiquetas