Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

NIEVE

La Copa de Europa llega a Formigal

La estación altoaragonesa es este jueves y viernes escenario de la prueba de Super Gigante Damas, con más de 70 corredoras.

Una máquina pisa pistas y personal trabajando ayer en una parte del recorrido.
La Copa de Europa llega a Formigal
FUENTE

Aragón pone esta semana una piedra más en su camino para ser candidata a organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022. La estación de esquí de Formigal se viste este jueves y viernes de gala con la Copa de Europa de Súper Gigante (Súper G) Damas. Una competición que servirá para escribir una página más en el hasta ahora exiguo curriculum aragonés en la organización de grandes competiciones, si quiere ser nominada y, después, candidata con posibilidades de éxito en unas olimpiadas de invierno. La zona de Tres Hombres es el territorio de una competición de elevado nivel. La Olimpiada de Vancouver anula la Copa del Mundo por lo que todas las corredoras europeas sin billete para Canadá podrán estar en Formigal.

 

La prueba del jueves tendrá la salida a 2.200 metros de altitud -salida en la llegada del telesquí Tramacastilla- y la llegada a 1.585 -salida de la silla de Crestas-. La del viernes arrancará a 2.100 metros de altitud -primer muro de Tres Hombres- y la llegada a 1.585 -aparcamiento de Sextas-.

 

La FIS concedió a la estación de Formigal el Súper G avalada por el reciente éxito organizativo de Zagales (2009) y el Mundial Junior de Esquí (2008). Esta es otra prueba de fuego para la estación del Valle de Tena cuyo objetivo en su horizonte más próximo es ser la sede de una prueba de Copa del Mundo y, por supuesto, ser olímpica.

Desde hace semanas se prepara con especial mimo la organización del Súper G. Ayer mismo se trabajaba sobre el terreno y se ultimaba todo lo relacionado con las 10 selecciones participantes -Francia, Suiza, Noruega, Italia, Rusia, Gran Bretaña, Austria, Eslovenia, Alemania y España- que llegan mañana a Formigal.

 

Organizar una prueba de estas características lleva mucho trabajo entre bambalinas. Un comité formado por una decena de personas -director de montaña y responsables de distintos departamentos de la estación de Formigal, de la comarca del Alto Gállego, Peña Guara, Ejército...- son quienes llevan las riendas de todo lo que supone organizar una prueba de Copa de Europa.

 

La FIS homologó la pista de competición al principio de este invierno. Pero el trabajo arrancó el pasado verano. Entonces ya se empezó a ajustar la pista a lo que la Federación requería.

 

El pisado de la pista y las condiciones de la nieve son muy distintas a cuando se dedica al ocio. La competición es otro mundo. En este caso se trabaja mucho con los cañones. Para el cliente normal, la nieve tiene que estar cómoda. Es decir, blanda. En la competición es todo lo contrario. La nieve tiene que estar muy dura.

 

Durante la pasada semana, una parte del descenso estuvo ya cerrado y la parte de Tres Hombres se ha ido endureciendo poco a poco. Para hacer esto posible, el trabajo con los cañones es fundamental. Al contar con varios programas para fabricar nieve se elige el que facilite hacerla lo más compacta posible. Luego, el trabajo de los maquinistas es fundamental. El pisado es mucho más pulido, que cuando la pista se pisa para dedicarla al ocio.

 

Un papel fundamental es el de los voluntarios. Y entre ellos destaca el de los derrapadores. Son los encargados de trabajar para que todas las corredoras tengan las mismas características de la nieve a su paso. Nadie puede sacar ventaja por el estado de la pista. Se trata de un trabajo artesanal que compete a esquiadores expertos. Los voluntarios también son fundamentales como controladores en pistas, en la salida y en la meta, entregando dorsales, apuntando los tiempos, el avituallamiento... Haber organizado una competición como el Mundial Junior sirvió para que Formigal cogiera tablas a la hora de organizar una competición como la de este jueves y viernes.

 

En ese objetivo de que la estación altoaragonesa albergue cada temporada pruebas de calado jugarán un importante papel los técnicos de la FIS, cuyos ojos escrutarán todos los detalles de la competición. La solicitud para ser sede de una prueba de Copa del Mundo no es fruto exclusivo del deseo. Hay que reunir una serie de condiciones previas como organizar pruebas menores. Con la ya inmediata celebración del Súper G, Formigal se pone en la línea de salida para solicitar una prueba de Copa del Mundo, una empresa nada fácil ya que hay estaciones intocables y muy pocas carreras.

 

La organización ha previsto la parte baja de la estación para ver con más comodidad a las corredoras al igual que a mitad del recorrido se trabaja en una zona para ver el paso de las esquiadoras.

Etiquetas