Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

La caza del rebote

Tres de los mejores reboteadores de la LEB se verán las caras el viernes en La Laguna.

Las dos zonas del pabellón Juan Ríos Tejera echarán humo mañana. Esas áreas reservadas para la lucha entre gigantes se preparan para sufrir una batalla mayúscula, con sangre, sudor y lágrimas. No habrá espacio para las sonrisas ni para las concesiones. En juego, una victoria imprescindible cuyo destinatario dependerá en gran medida del veredicto que se ofrezca en la pintura.

El CAI puede presumir del cuarteto interior más desequilibrante de la LEB. Los dos últimos triunfos por aplastamiento, frente a Rosalía y Alicante, evidencian el arma terminal que asiste a Curro Segura. Un monstruo de cuatro cabezas que descerraja defensas y abre vías de agua en el enemigo. Kilos, centímetros, agilidad, veteranía y calidad, las cualidades que amasan. No es casualidad que el conjunto zaragozano sea el que más rebotes captura (952, le sigue el Bruesa con 905) ni el segundo que más tapones efectúa (76, le supera Hospitalet con 100). Un mar de segundas oportunidades, de contragolpes y de castigo al rival.

Acostumbrados a dominar tiránicamente, la visita a tierras canarias supone para Ondrej Starosta, Darren Phillip, Cuthbert Victor y Mike Higgins una reválida, un listón a franquear. Frente a ellos se alzará una torre casi imbatible, no por su altura (mide 2,03 metros) sino por sus prestaciones.

Jakim Nestakaya Donaldson (Pittsburgh, 1983) es una de las grandes sensaciones de la LEB y el actor principal en la sorprendente temporada de debut del Ciudad de La Laguna en la categoría, un club con fundadas opciones de clasificarse para los 'playoff'.

Colecciona méritos jornada tras jornada, fruto de su perfil atlético y de los muelles que le propulsan. Los jugadores del Melilla no olvidarán fácilmente lo acaecido el pasado 15 de febrero en el pabellón canario. Fueron fulminados por un rayo con pelo a lo afro. Totalizó sesenta puntos de valoración (el tope holgado de la presente LEB), desmenuzados en unos estratosféricos 26 rebotes (19 defensivos y siete ofensivos), 26 puntos, cinco tapones, tres balones recuperados y siete faltas recibidas. Todo ello con un porcentaje del 62 por ciento en tiros de campo.

Aquella exhibición no fue flor de un día. El estadounidense, formado en la universidad de Edimboro, asoma en cada choque con una regularidad admirable. Encabeza la clasificación de rebotes totales (9,78) y rebotes defensivos (6,93). Detenta el quinto puesto en rebotes en ataque (2,85), el cuarto en tapones (1,48), el tercero en minutos jugados (31), el noveno en faltas recibidas (4,41), el cuarto en valoración (19,74)...

Cuatro más que uno

La explosividad de Donaldson debe infundir respeto pero jamás temor. En el duelo de la primera vuelta el CAI transformó al americano en una mera anécdota (diez puntos, cinco rebotes y seis de valoración), gracias al desgaste al que le sometieron.

El conjunto aragonés trabajó a conciencia minando sus virtudes, una labor coral a ocho manos.

En el tramo definitivo para abrazar el liderato y el ascenso a la ACB, Starosta, Phillip, Victor y Higgins están compareciendo en plenitud de facultades. Diferentes pero complementarios, actúan como un rodillo cuyo manual dispara: próxima estación, La Laguna.

Etiquetas