Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

La apuesta australiana

El australiano David Barlow se encuentra en la agenda del CAI para reforzar la posición de alero para la liga LEB

El CAI Zaragoza anda tras los pasos del alero australiano David Barlow, de 26 años. Un todoterreno de 205 centímetros capacitado para aportar a los dos lados de la pista. No en vano, en su último año en la liga australiana, en la que ha desarrollado toda su carrera, ha promediado algo más de 14 puntos y cinco rebotes.

La primera impresión cuando se observa al jugador es la de encontrarse ante un falso ala-pivot. Es decir, un jugador corpulento, quizás algo limitado en cuanto a altura, pero físicamente capacitado para fajarse en la pintura. Sin embargo, el juego de Barlow desmiente esta concepción primigenia. Sin ser un especialista, el australiano posee un más que decente tiro de tres puntos, con un acierto medio del 39% a lo largo de su carrera en la liga doméstica.

No obstante entre sus preferencias se encuentra la de atacar el aro de cerca. Ya sea tras bloqueo o, incluso, en penetración a canasta. En defensa, su físico es su principal virtud ya que le permite defender desde falsos aleros hasta ala-pivots. Además de poder cerrar el rebote defensivo, algo muy importante si el equipo decide jugar a contraataque, estilo que prima en LEB y con el que Curro Segura logró el ascenso.

Hora de emigrar

Quizás su mayor handicap se encuentre en conocer el rendimiento que el jugador puede ofrecer alejado de Australia. La liga local pasa por ser una competición inferior y por ello su adaptación a una liga tan competitiva como la LEB puede pasarle factura. No obstante, Barlow cuenta con una nutrida experiencia internacional a sus espaldas. El alero es un fijo en la selección australiana con la que disputó el Mundial de Japón de 2006 y los Juegos Olímpicos de Pekín. Aunque su papel en el torneo olímpico se limitó al de ser un mero complemento a las estrellas australes Bogut, Andersen y Mills. Barlow jugó a lo largo de las olimpiadas 20 minutos por partido, en los que trató de ser la pieza que diera equilibrio entre el potente juego interior australiano y la joven dirección del equipo. Pese a no ser un pasador, sí que está capacitado para mover el balón con fluidez.

De materializarse este interés existente en el club rojillo, Barlow sería la primera apuesta exótica de Villar al frente del CAI. Y es que el Director General se hizo conocido en Inca por las incorporaciones de jóvenes jugadores que, hasta la fecha, resultaban desconocidos en la primera línea del mercado baloncestístico como: Jan Jagla, Rod Brown o Dylan Page.

Etiquetas