Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MUNDIAL DE MOTOCICLISMO

Julián Simón se proclama campeón mundial en 125 c.c.

El español Julián Simón (Aprilia), en tanto, se adjudicó la victoria en la prueba de 125 c.c., la primera de la jornada, y logró matemáticamente el título mundial como lo hacen los grandes campeones, con triunfo incluido.

Desde el momento en que se apagó el semáforo rojo se pudo percibir que sería una carrera complicada para conseguir el título mundial, pero el piloto de Villacañas cumplió con su estrategia y supo esperar el momento oportuno para aprovechar su oportunidad.

Simón no perdió los nervios a pesar de la discreta salida que realizó y mientras por delante Espargaró comenzó marcando el ritmo, a su estela se pusieron prácticamente todos los protagonistas de la categoría en esta carrera y no tardó mucho Bradley Smith en tomar el mando de la carrera.

Ahí fue en donde Julián Simón se percató de que se podía escapar su opción al título mundial y sin ponerse nervioso comenzó a superar rivales hasta ponerse tras el rebufo de su compañero de equipo para superarlo en el último giro y hacerse con el título mundial.

En Moto GP

 

El australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici) se adjudicó una clara victoria al liderar la prueba de MotoGP desde la primera hasta la última vuelta la carrera, en la que Rossi dio un paso de gigante para proclamarse campeón del mundo tras la caída en el giro inicial de Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1).

Fuera de carrera Lorenzo, Valentino Rossi debió hacer sus propias cuentas y aunque intentó doblegar a Stoner a lo largo de la carrera, no asumió más riesgos que los estrictamente necesarios, sabedor de que su ventaja en el mundial aumenta hasta los 38 puntos y le podría dar matemáticamente el título dentro de una semana en Malasia.

Stoner se puso al frente de la carrera en la segunda vuelta, tras doblegar a Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V) y desde ese momento él y Rossi se marcharon de todos sus rivales a un ritmo frenético.

El italiano esperó el error del australiano, pero éste, tras su regreso tras una ausencia forzada de dos meses, no cometió ninguno y le dio la alegría de la jornada a los más de 50.0000 espectadores que hoy presenciaron las carreras de Phillip Island.

 

En 250 cc

El también italiano Marco Simoncelli (Gilera) se adjudicó la victoria con autoridad en los 250 c.c. tras la decisión de la dirección de carrera de mostrar bandera roja en el transcurso de la decimonovena vuelta al sufrir una caída el italiano Roberto Locatelli (Gilera) que lo dejó tendido en medio de la pista sin la posibilidad de ser atendido por las asistencias del circuito.

Así, Marco Simoncelli, que vio como el español Álvaro Bautista (Aprilia) se había caído para regresar décimo y el japonés Hiroshi Aoyama (Honda), líder del mundial, era séptimo.

Simoncelli dominó la prueba desde la primera hasta la última vuelta y ahora es segundo en la clasificación provisional del campeonato a escasamente doce puntos de Hiroshi Aoyama, mientras que Bautista se ve relegado a la tercera posición.

Etiquetas