Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MONTAÑISMO

Juanito se retira este año

El montañero regresó ayer de su 22º ochomil y anunció en Zaragoza, tras la revisión médica a la que fue sometido, que este otoño, después de acompañar a un amigo al Cho Oyu, dejará de ascender los picos más altos del mundo.

Punto final. El único montañero en el mundo que ha logrado ascender en 22 ocasiones un pico de más de 8.000 metros se retira y lo hará este mismo año. El mítico Juanito Oiarzábal abandonará lo que ha sido su vida, los ochomiles, tal y como anunció ayer en Zaragoza, donde le fue realizada una revisión médica tras su última expedición al Makalu. Solo le queda una cuenta pendiente y es acompañar a un íntimo amigo hasta la cima del Cho Oyu, algo que intentará en septiembre. Después, abandonará las cumbres más altas del planeta para centrarse en su familia, en guiar a otros montañeros en los Alpes y en realizar actividades de "trekking" por el Himalaya.

"Es el momento de ir olvidando los ochomiles. Con 51 años lo he hecho todo en el Himalaya y quiero dedicarme a otras cosas". Con esas palabras dejaba muy claro Juanito que su retirada es cuestión de meses. Solo una última ascensión en otoño y ya está.

Esa retirada llega en un momento feliz para el himalayista vitoriano, puesto que regresa del Makalu con la satisfacción de haber vuelto a alcanzar una cumbre de un ochomil después de las graves lesiones que sufrió en el 2004 y que obligaron a amputarle varios dedos de los pies. "Me encuentro feliz, he cumplido el sueño de volver a subir. Quería ser capaz de hacerlo y lo he logrado", manifestó Oiarzábal.

De hecho, si ayer estaba en Zaragoza fue porque, como es habitual tras sus expediciones, el doctor Ricardo Arregui le realizó una revisión, haciendo especial hincapié en sus maltrechos pies. "Ha sufrido pequeñas lesiones por congelación, pero son lesiones sobre cicatrices de guerra", afirmó el facultativo de la MAZ. Arregui destacó que la mejor noticia es "que se van para casa".

Esta última aventura del montañero vasco tiene final feliz, pero tuvo momentos de preocupación. El propio Juanito comentó que el día 10 de este mes hizo cima "y no me di cuenta del principio de congelación que tenía en los pies. Como tengo los dedos amputados los médicos no podían diagnosticar el problema ni el grado de congelación. Por eso en un día he pasado de estar a 5.000 metros a venir aquí a Zaragoza". Afortunadamente los daños "son superficiales y no han afectado a los huesos. Ya estoy tranquilo y despreocupado porque ya está todo resuelto".

Esta expedición era una prueba de fuego para Oiarzábal, para quien la montaña es su pasión. Y es que ha protagonizado varios programas de televisión y con esta cima ha demostrado "que Juanito no está acabado".

"En Aragón falta un relevo"

El vitoriano también habló del montañismo aragonés, y tras reconocer la trayectoria del himalayismo en esta Comunidad, aseguró que "Carlos (Pauner) se ha quedado un poco solo. Va muy tranquilo y muy bien en su proyecto. No hay que darse prisa y si sigue esta buena línea lo terminará", aunque también tuvo palabras para Marta Alejandre, a la que apenas conoce. Pero también insistió en que "tanto en Aragón como en Euskadi no hay mucho relevo. Existe algún referente, pero no hay grandes progresos" y aprovechó para reivindicar "gente, pero creativa, dinámica y distinta", ya que entiende que en el Himalaya está casi todo hecho.

En unos meses se confirmará el adiós de Juanito a los ochomiles, aunque él siempre estará presente en las cimas del Himalaya, con sus 22 gestas, aunque podrían ser 23 en septiembre. Una marca al alcance de casi nadie.

Etiquetas