Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

GOLF

Jiménez, rey del desierto

El español, en su vigésimo segunda temporada como profesional, rompe una racha de dos años sin lograr un título.

El español Miguel Ángel Jiménez se proclamó rey del desierto al vencer en un 'play-off' final al inglés Lee Westwood y adjudicarse el Clásico del Desierto de golf, que se disputó en Dubai, con un total de 277 golpes.

 

Jiménez comenzó el último recorrido empatado con Westwood, el tailandés Jaidee y el también español Álvaro Quirós, que fue el que primero se vino abajo por la presión y los nervios.

 

Jaidee aguantó más, pero finalmente presentó una tarjeta con 73 golpes, uno más que el español y el inglés que le inhabilitaba para el triunfo.

 

Jiménez tiró de veteranía, de hecho es el vencedor de un torneo con más edad en el circuito europeo en los últimos seis años, para derrotar a Westwood en el 'play-off' que determinó el triunfo.

 

"Ha sido una semana estupenda", afirmó. "Estoy jugando bien y dándole bien a la pelota, pero lo más importante es que he disfrutado mucho en el campo, me he sentido muy bien, muy a gusto. Es mi 22ª temporada en el Tour Europeo y esto demuestra que los abuelos seguimos ahí".

 

"Me he mantenido muy sereno durante toda la vuelta, iba hablando con mi caddie, Mark, un amigo que vive aquí en Dubai, que no se dedica a esto pero le pedí que me llevase la bolsa y no nos ha podido ir mejor. Lo hemos pasado muy bien", añadió el malagueño.

 

Jiménez tuvo momentos de preocupación: "En el primer hoyo del desempate lo vi un poco negro, se quedó la bola al borde del agua pero pegué un 'approach' muy bueno para poder seguir. En el segundo no cogí calle, luego jugué la madera cinco y tuve que meter un buen 'putt' desde cinco metros para seguir vivo".

 

"En el tercer hoyo, que jugamos el nueve, fallé otra vez la calle y los dos fallamos el green. Lee tenía un putt de dos metros y medio y yo de dos. Pensé que él la iba a meter pero la falló, yo vi mi bola derechita al hoyo ¡y ha sido para mí!", concluyó.

El chileno Felipe Aguilar (287 golpes) terminó en el lugar 31. El español Pablo Martín y el argentino Tano Goya compartieron el lugar 44 con 289 golpes, y el también argentino Daniel Vancsik fue el 60 con 292 golpes.

 

El torneo forma parte de la Europa Tour y está dotado con 1,67 millones de euros (unos 2,28 millones de dólares). Por su triunfo, el decimosexto de su carrera y el primero en dos años de sequía (su último éxito aconteció en 2008, con el BMW PGA Championship), el golfista español Miguel Ángel Jiménez ha sido recompensado con un cheque de 296.500 euros.

Etiquetas