Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

voleibol

Inspiración en Maaseik

El CAI Teruel inicia su primer desplazamiento de envergadura en la competición con el recuerdo de las buenas sensaciones que transmitió en su duelo inaugural contra el Cuneo (2-3) en Los Planos, donde, pese a perder, rescató un valioso punto.

La expedición del CAI Teruel.
Inspiración en Maaseik
A. CORTéS

La pequeña ciudad belga de Maaseik se dibuja en tonos dorados, marrones, verdes, reflejo de un otoño que anuncia su fin, como avisan las hojas que abandonan los árboles para componer una inmensa alfombra crujiente. En Maseeik, Jan Van Eyck descubrió en los pinceles el medio para dar vida en los cuadros a su espíritu creativo; el amor por los detalles y por la técnica refinada que se reflejó en su magnífica obra. Maaseik, un municipio situado en la provincia de Limburgo, al Este de Bélgica y con apenas 25.000 habitantes, le debe al padre de la pintura flamenca su reconocimiento en el siglo XV. Y al Noliko de voleibol, en la etapa moderna, su presencia en la mejor competición europea. Hasta Maaseik ha traído la aventura de la ‘Champions League’ al CAI Teruel, donde espera encontrar esta noche en el Lotto Dôme (20.30, directo www.laola1.tv) la inspiración en su juego para plasmar en la pista su mejor imagen.

El CAI Teruel inicia su primer desplazamiento de envergadura en la competición con el recuerdo de las buenas sensaciones que transmitió en su duelo inaugural contra el Cuneo (2-3) en Los Planos, donde, pese a perder, rescató un valioso punto. Pero con un rendimiento por debajo de lo esperado en su vuelta al campeonato nacional, tras perder el liderato y su condición de invicto ante el CMA Soria (3-1). Óscar Novillo y su mano derecha, Jorge Rodríguez, se aplican en la tarea de recuperar la huella de ese CAI infatigable y correoso que afronta esta noche un duelo vital en sus aspiraciones europeas. “Las derrotas siempre merman un poco la confianza. No estaremos tan frescos como el partido del miércoles pasado, pero creo que este es un grupo maduro que entiende que el compromiso serio de ‘Champions’ va a ser el partido contra el Maasseik”, destaca Novillo.

El Noliko, un club familiar en la 'Champions' que tomó cuerpo como entidad en 1960 después de dar sus primeros pasos con universitarios del colegio Santa Cruz de Maaseik, es el rival con el que se jugará la segunda plaza del Grupo B (la primera parece reservada al campeón de la Copa CEV, el Cuneo, y el Kragujevac parte como la ‘cenicienta’). Y no es un adversario menor: trece Ligas, nueve Copas, siete Supercopas, segundo en la 'Champions' 1998/99, en la CEV 2007/08, tercero en la Challenge Cup 2000/01… El Noliko que dirige Vital Heynen ha trazado una hoja de ruta que apunta alto: “CAI Teruel y Radnicki Kragujevac son los dos equipos que tendríamos que ser capaces de superar. Nunca subestimamos a nuestros oponentes, pero nosotros podemos dar la sorpresa. Creo que tenemos potencial suficiente para llegar a la ‘Final Four’”, advierte el entrenador belga. Ambición no le falta, como al CAI Teruel, que también quiere mirar más allá de la primera fase del torneo.

La luz no había hecho acto de presencia en Teruel cuando la expedición naranja se montó en el autobús rumbo a Valencia. A las seis de la mañana, los cuerpos reposan, felices, en la cama. Pero ayer se sometieron a un largo viaje de ocho horas y media hasta el destino final. De la capital del Turia rumbo a Charleroi en un animado vuelo de Ryanair donde no faltó la venta ambulante de todo tipo de productos. Un día gris, frío, recibió al grupo que soportó otras dos horas por autovía hasta el hogar en Maaseik. El sueño se apoderó de los jugadores. Novillo, pensativo, contemplaba la inmensidad del campo, salpicado con coquetas casas de ladrillo y ventanas blancas y abrazadas por bosques. En la mente del técnico, cómo sorprender a un Noliko con un nivel parecido al CAI. “El perfil es similar aunque con características distintas: tiene menos altura, excepto los centrales (Van de Voorde, 208 centímetros; Radovic, 205); los jugadores de banda son muy físicos y explosivos (Wounembaina, Klinkenberg); tienen algún problema que otro en la línea de recepción, un buen colocador (Van Harskamp) y un buen potencial de ataque (Sidibe). Son muy ‘saltarines’. Con el saque se manejan muy bien y tal vez nos compliquen en su campo la vida. Va a ser un partido que se decidirá en finales ajustados. A ver si el temple de nuestros jugadores hace que saquemos algo positivo”, reflexiona Novillo.

Maaseik se dispersa en la llanura, a orillas del río Mosa. Un amplio embarcadero es el punto de recreo para los ciudadanos, que gustan caminar y pasear en bici por la ribera. Un lugar idílico para el verano. El hotel Spaenjerd se levanta cercano a la ciudad, un remanso de tranquilidad para un CAI que agradeció respirar aire fresco. Por la tarde, toma de contacto con la pista del Lotto Dôme, una coqueta instalación levantada hace dos años, con capacidad para 2.600 espectadores, donde el conjunto aragonés quiere pintar el cuadro perfecto, como Jan van Eyck. Una victoria necesaria.

La expedición del CAI Teruel, ayer en su residencia en la localidad belga de Maaseik, el hotel De Spaenjerd. A. Cortés

Etiquetas